Coronavirus Cádiz

La Villa suspende el cobro de varias tasas municipales a comercios, autónomos y empresarios

  • La tasa por la ocupación de la vía pública para bares, quioscos o mercadillos es una de las suspendidas

  • Se ofrece la posibilidad de que los empresarios suspendan temporalmente el contrato de suministro de agua

Casa Consistorial de Puerto Real, cerrada tras decretarse el estado de alarma Casa Consistorial de Puerto Real, cerrada tras decretarse el estado de alarma

Casa Consistorial de Puerto Real, cerrada tras decretarse el estado de alarma

El Ayuntamiento de Puerto Real ha decidido suspender el cobro de algunas de las tasas municipales para aliviar la economía de los comercios, autónomos y empresarios, en el marco de una serie de medidas fiscales de flexibilización que pretenden responder al impacto económico negativo que la actual situación derivada de la crisis sanitaria del coronavirus está produciendo sobre la economía y el empleo de la ciudad. 

Entre las medidas fiscales acordadas figuran la suspensión de la liquidación de la tasa por la Ocupación de Terrenos de Uso Público con mesas, sillas, sombrillas y otras instalaciones análogas con finalidad lucrativa -que afecta a los veladores- así como de la liquidación de las tasas por la ocupación de la vía pública con puestos del mercadillo, y con quioscos e instalaciones análogas, circunstancias éstas que han sido materializadas toda vez que no se ha puesto al cobro el segundo trimestre.

Respecto a la tasa de recogida de basura de comercios afectados por la obligación de cerrar o que sus ingresos se hayan visto mermados en un 75%, mientras dure el estado de alarma, se procederá, previa solicitud de los interesados, a la devolución de la misma en el caso de que la cuota haya sido satisfecha, a cuyo efecto habrán de comunicarlo a Grupo Energético de Puerto Real.

Del mismo modo, aquellos comercios afectados por la obligación de cerrar, sujetos al pago de la tasa por el suministro de agua, podrán solicitar la suspensión temporal del contrato hasta que se apruebe el reinicio de la actividad, restableciéndose el suministro sin que la reconexión suponga coste alguno para el abonado. 

Esto se añade a la medida ya comunicada a los ciudadanos de ampliar el plazo para abonar las liquidaciones y deudas en período ejecutivo, así como las condiciones especiales con respecto a los fraccionamientos y aplazamientos, domiciliaciones y planes personalizados de pago.

Según ha precisado la alcaldesa, Elena Amaya, “las medidas fiscales acordadas se llevarán a cabo todo el tiempo que dure el estado de alarma decretado por el Gobierno Central para frenar la expansión del coronavirus, incluyendo las prórrogas que se puedan llegar a realizar, y se ampliarán en el caso de que otros negocios se vean afectados por el estado de alarma”.

 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios