Provincia

El transporte de pasajeros en la Base será ahora responsabilidad de Autobuses Rico

  • La empresa Louis Berger despide a seis trabajadores y externaliza el servicio

  • CCOO lo califica como "terrorismo empresarial"

La empresa Louis Berger (LBAS) anunció ayer la externalización del servicio de transporte de pasajeros y tripulaciones en el aeropuerto de la Base Naval de Rota "conforme al contrato suscrito con la US Navy a fin de implementar un modelo de servicio más eficiente y flexible para cumplir con los requisitos del nuevo contrato vigente desde agosto 2016". Así lo anunció en un comunicado de prensa en el que, además, confirmó que esta externalización ha supuesto la extinción de los contratos de trabajo de seis empleados.

En dicho comunicado, la empresa explicó que llevó a cabo un proceso de licitación privado para la externalización del servicio de transporte de pasajeros y tripulaciones que ha sido adjudicado a la empresa de autobuses Rico. La prestación del servicio de transporte, añadió, incorpora toda la actividad de transporte de personal de tripulaciones militares, también los vuelos civiles, así como los pasajeros".

Sobre la nueva concesionaria, LBAS explicó que "con una flota de vehículos más moderna, la nueva empresa de autobuses mejora la calidad del servicio y reduce los riesgos relativos a la potencialidad siniestralidad derivada del uso de este tipo de vehículos. Además, proporciona tiempo extra a los restantes trabajadores para enfocarse en las operaciones a realizar en la pista".

Por último, añadió quela externalización "se alinea con la estrategia y el compromiso de LBAS de realizar un servicio seguro y de calidad en apoyo de la misión de la US Navy en Rota".

Esta situación no pasó desapercibida para los sindicatos. En un duro comunicado, CCOO criticó el despido por parte de la empresa LBASde seis trabajadores "y el secretario del comité de empresa, tras haber sancionado recientemente al presidente de dicho órgano con 16 días de desempleo y sueldo con el afán de generar terror entre los trabajadores inventándose la empresa una segunda adjudicación de transportes no recogida en el contrato de la Marina de los EEUU". Según Comisiones, el convenio de la empresa "está en vigor y por ello dicha empresa ha sido sancionada en más de cuatro ocasiones por la Inspección de Trabajo".

Los últimos despidos, añadió el sindicato, "se producen en una clara venganza de la empresa por sanciones recibidas por la Jefatura Provincial de Tráfico al no respetar las normas de seguridad e inspección de vehículos de nuestro país; además, coinciden los despidos con sentencias recaídas y condenas al Gobierno de España en Andalucía y a la propia empresa por imposición de servicios mínimos abusivos y contra el derecho constitucional de huelga".

Por todo ello, CCOO anunció ayer la convocatoria de movilizaciones y una huelga en el centro de trabajo que dará comienzo el próximo día 22 de diciembre y que se extenderá hasta el 14 de enero. Los paros, según el sindicato, serán de cuatro horas por turno de trabajo y afectarán a toda la plantilla, si bien queda pendiente la negociación de servicios mínimos.

Hoy viernes, finalizó el sindicato, se conocerán los resultados de la Inspección de Trabajo acerca de la evaluación de riesgos psicosociales de la plantilla, "ya que todo apunta a que el abuso de la empresa y la persecución a trabajadores en el aeropuerto está afectando seriamente en su salud".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios