Provincia

En solitario, en busca de fondos

  • El hermano de un guardia civil asesinado por ETA recauda dinero para un monumento a las víctimas

Al cabo primero de la Guardia Civil Antonio Mateos Merelo lo mató de dos tiros por la espalda Kubati el Día de Difuntos de 1987. A día de hoy, el sanguinario miembro del Comando Goiherri-Costa cumple en Puerto III lo que podrían ser sus últimos años de condena. Y su hermano, Francisco Mateos Melero, recorre la provincia recaudando fondos para erigir un monumento a las víctimas del terrorismo. En Vejer, la tierra que les vio nacer a ambos. Hace unos días se plantó en la Plaza de las Flores de la capital para sortear una moto. "La recaudación irá a parar toda al monumento -relata-. Será una estatua en bronce de dos metros de altura, obra del escultor isleño Antonio Mota. Ya hay una estatuilla en el Ayuntamiento. Pero el equipo de Gobierno me dice que no hay dinero para instalarla. Necesitamos 54.000 euros".

Después de tres meses vendiendo papeletas, apenas si pudo pagar la moto, que se sorteó el viernes. En otras ocasiones ha vendido participaciones de lotería. "Del número 111187, la fecha de la muerte de mi hermano". Hasta el momento dice haber recaudado tan sólo 1.500 euros. "Voy a seguir pidiendo ayuda allí donde pueda haber gente dispuesta a ayudarme. Esto no es una causa partidista. Acepto cualquier ayuda que se conceda de buena fe", asegura. "Debía levantarse un monumento similar en todos los pueblos de España", dice este miembro de la Asociación de Víctimas del Terrorismo de Madrid (AVT), organización que lamentó no poder sufragar su iniciativa.

Esta no es la primera vez que Francisco Mateos organiza un acto de homenaje a la víctimas del terrorismo. Ya en agosto de 2008, casi el mismo día que fue excarcelado el etarra De Juana Chaos -huido y en paradero desconocido cuando se redactó esta información-, promovió uno. Fue muy sencillo: unas flores, un responso del párroco local y 25 velas, "una por cada una de las personas que asesinó".

Ya entonces advirtió: "Los familiares de víctimas del terrorismo no estamos de acuerdo con la excarcelación de este asesino, con que 3.000 años de cárcel se le queden en 21 -explicó con indignación- Sólo pedimos que cumplan sus penas íntegras. Porque es tremendo".

Aunque le traiga algunos problemas, Francisco Mateos se expresa con claridad: "Lo de De Juana es una vergüenza. Es una vergüenza lo que está pasando en España con la Justicia. Lo que queremos los familiares de víctimas del terrorismo es memoria, dignidad y justicia -ese es nuestro lema- y que se aplique cadena perpetua a los asesinos. Que De Juana esté libre sólo es culpa de los jueces y del Gobierno. Y de nadie más", concluye.

"La Justicia está muy mal planteada y en 40 años creo que debía de haber habido cambios políticos y judiciales importantes. Hace ya más de 30 que ETA mató al primer guardia civil. Y desde entonces no ha dejado de matar. No nos vamos a callar. Vamos a seguir luchando de manera pacífica y sin tregua. Todos estamos en el punto de mira de estos asesinos", sentenció Francisco Mateos .

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios