Provincia

Los sindicatos critican la apertura de los centros comerciales en los festivos de verano

  • El Consejo Andaluz de Comercio se reúne mañana para analizar la propuesta municipal

Será mañana cuando se reúna el Consejo Andaluz de Comercio, un órgano consultivo dependiente de la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte, para analizar si autoriza o no que las grandes superficies comerciales ubicadas en la ciudad puedan abrir todos los domingos y festivos de este verano. En este encuentro se propondrá una resolución positiva o negativa que deberá ser refrendada posteriormente por el consejero Rafael Rodríguez Bermúdez (de IU).

No obstante, dos de los miembros de este consejo (que está conformado por entidades empresariales y sociales además de las cámaras de comercio y los ayuntamientos) ya han anunciado públicamente que votarán en contra de la propuesta. Estos son los sindicatos Comisiones Obreras y UGT que coincidieron en afirmar ayer que esta medida repercutirá negativamente en el pequeño comercio y que no propiciará nuevas contrataciones en las grandes superficies.

Actualmente, la Ley de Comercio de Andalucía establece que los establecimientos con una superficie de venta al público superior a los 300 metros cuadrados solo pueden abrir ocho festivos o domingos que anualmente se fijan. En cambio, hay libertad de horarios para los negocios de menor tamaño aunque en estos casos la tónica habitual es abrir de lunes a viernes en horario de mañana y tarde y los sábados solo de mañana. No obstante, la ley permite que las grandes superficies pueda abrir los días festivos en aquellos municipios que tengan una gran afluencia turística. Para ello se establece que el Ayuntamiento debe demostrar que en la ciudad se produce un incremento significativo del número de residentes en determinadas épocas del año o que hay "una gran afluencia de visitantes por motivos turísticos" en determinadas épocas del año.

Sin embargo, Comisiones Obreras sostiene que El Puerto "no cumple con las condiciones" que requiere esta declaración "porque precisamente el turista es el que más tiempo tiene para hacer sus compras con los horarios actuales que marca la ley". Según esta organización, la petición promovida por el Ayuntamiento "solo tiene un objetivo, que es aumentar la cuota del mercado y los beneficios de las grandes superficies en detrimento del pequeño comercio, que se verá condenado a no poder competir por estar en clara desventaja". Por ello, CC.OO. apunta que el Ayuntamiento "debería replantearse otras fórmulas para potenciar y mimar al visitante como la ampliación y mejora de los servicios que presta, la elaboración de una adecuada oferta cultural y de ocio e, incluso, el cuidado de sus playas, que este año han perdido las banderas azules por dejación municipal".

En cambio, fue más lejos en sus críticas el sindicato UGT que acusó al Ayuntamiento de haber enviado a la Junta un informe "plagado de datos sesgados". En un comunicado, la entidad apuntó que "una de las razones que esgrime la administración local para ser declarado el municipio como zona de gran afluencia turística es el número de plazas hoteleras que, no obstante, no recoge los cierres de hoteles como el Monasterio, el Duques de Medinaceli o el Caballo Blanco".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios