Provincia

Un sanroqueño será juzgado por pilotar la patera tiroteada en Marruecos

  • José María D. Q. fue detenido junto a otro español cuando gobernaba una semirrígida con una veintena de migrantes

  • Se le acusa de formación de banda criminal y tráfico de personas

Comentarios 7

Marruecos juzgará próximamente a un vecino de San Roque implicado en un suceso que conmocionó la pasada semana al país vecino, la muerte de una estudiante tras ser tiroteada la patera en la que viajaba por la Marina Real marroquí. José María D. Q. era presuntamente el piloto de la patera, una semirrígida (de las usadas para el narcotráfico) en la que viajaban una veintena de personas, tres de ellas heridas a causa de los disparos.

El vecino de San Roque, antiguo alumno de un instituto de la localidad, será juzgado junto a otros ciudadano español (el ceutí Munir D. M.) y cinco marroquíes por los hechos en la ciudad de Tetuán, después de ser imputados por "formación de banda criminal" y "tráfico de seres humanos".

Según información recopilada por Europa Press, J. M. D. Q. tiene múltiples antecedentes penales y es reincidente. Sobre él recaen 25 delitos, 8 faltas, 16 detenciones y 2 imputaciones y también tiene una orden de alejamiento por violencia de género.

Seis de los detenidos, entre ellos el presunto piloto de la patera, fueron presentados al juez de instrucción del Tribunal de Apelación de Tetuán el pasado viernes, que ordenó su detención a la espera de un interrogatorio detallado, mientras que el séptimo fue puesto ayer a disposición del juez. Los cargos más graves pesan sobre el piloto y cuatro más del grupo, que han sido acusados por el procurador por "constitución de banda criminal activa de forma habitual en la organización de la emigración ilegal con el uso de medios de transporte con motor". A este delito se suma el "tráfico de seres humanos mediante banda criminal en el marco transfronterizo, con resultado de muerte para una persona y heridas a otras tres".

Los otros dos imputados lo han sido por "complicidad" en su calidad de "mediador" o por "participación" en esos delitos.

Entre los imputados hay otro español que cuenta con doble nacionalidad y que a todos los efectos se considera marroquí, aunque España también le brinde protección consular.

Se desconoce si entre los siete imputados hay algún pasajero de la patera tiroteada o se trata de miembros de la banda arrestados en tierra. No hay todavía fecha para la celebración del juicio contra los siete imputados, que se enfrentan a duras penas de cárcel.

Por otra parte, hay en marcha una investigación para esclarecer lo sucedido en aquel incidente, ante las numerosas dudas no resueltas sobre cuántas personas dispararon desde el barco de la Marina, qué armas usaron y quién dio la orden de disparar.

Distintas fuentes han filtrado los pasados días a varios medios de comunicación de forma no oficial que los emigrantes viajaban "tumbados" dentro de la lancha y por ello no eran visibles, y posteriormente se dijo que iban cubiertos con un toldo y que la lancha realizó una serie de maniobras peligrosas que pusieron en peligro al barco de la Marina.

La muerte de la joven Hayat ha despertado una ola de indignación en Marruecos, sobre todo a través de las redes sociales y que el pasado viernes se tradujo en protestas callejeras en Tetuán, en las que los lemas más coreados fueron "El pueblo quiere (saber) quién mató a Hayat" y "El pueblo quiere renunciar a la nacionalidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios