Sanlúcar

El puerto de Bonanza consiguió en 2018 su “récord de ventas en la lonja”

  • La Cofradía de Pescadores habla de 18,5 millones de euros en primera venta y unas 4.000 toneladas de productos pesqueros desembarcados.

El año pasado se vendieron más de 140 especies diferentes en la lonja del puerto de Bonanza. El año pasado se vendieron más de 140 especies diferentes en la lonja del puerto de Bonanza.

El año pasado se vendieron más de 140 especies diferentes en la lonja del puerto de Bonanza.

La Cofradía de Pescadores ha informado que “2018 ha sido un año de récord de ventas” en la lonja del puerto de Bonanza, “al alcanzar aproximadamente los 18,5 millones de euros en primera venta y unas 4.000 toneladas de productos pesqueros desembarcados”.

Según la entidad sectorial, “a pesar de que ha sido un año malo para la pesquería de la chirla y regular para la pesquería del cerco, gracias a la contribución de la flota de arrastre y artes menores se ha podido alcanzar estas cifras tan importantes para nuestra industria”. De acuerdo con los datos difundidos por la Cofradía, “en cuanto a los productos pesqueros desembarcados, en 2018 se vendieron más de 140 especies diferentes, siendo las más importantes en términos de volumen el boquerón, la gamba, la galera, el choco, la chirla, la merluza, el jurel, el langostino y el pulpo almizclado”. Por otra parte, “en términos de valor económico, la especie más importante ha sido nuestro apreciado producto Langostino de Sanlúcar (Penaeus kerathurus), que con unas descargas de más de 130.000 kilos supuso casi tres millones de euros en primera venta en lonja”.

La Cofradía destaca que “estas importantes cifras y el valor de la actividad pesquera en Sanlúcar se han conseguido, principalmente, gracias al trabajo de los pescadores, que, con su esfuerzo diario, ponen en la lonja y, por tanto, en el mercado los excelentes productos pesqueros”. “Para que esta actividad sea importante también contribuyen, además de los pescadores, todos los trabajadores del sector en tierra, como los armadores, vendidurias, rederos, fábrica de hielo, combustibles, talleres, astilleros, lonja, compradores y demás”, subraya la entidad.

“Todo juntos intentaremos que 2019 sea, como mínimo, igual o mejor, solventando los problemas de algunas de nuestras pesquerías y esperando que las condiciones ambientales y nuestro caladero sigan gozando de buena salud para que podamos pescar de forma sostenible muchos años”, afirma. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios