Provincia

Menos puentes sobre el río y más rondas

  • El nuevo PGOU apuesta por desviar el tráfico al extrarradio mediante circunvalaciones

¿El Puerto necesita de más puentes para unir ambas márgenes?. ¿Y de qué tipo, abiertos al tráfico o peatonales?. A la primera pregunta, la respuesta generalizada es afirmativa. En cambio, la segunda está más abierta al debate. Sin embargo, las empresas que ha contratado el Ayuntamiento para definir el modelo de ciudad (ya sea la que está realizando el nuevo Plan General de Ordenación Urbana, Territorio y ciudad, o la que está haciendo un estudio de tráfico y movilidad, el estudio del urbanista José Luis Cañavate), apuestan por desviar el tráfico a zonas alejadas del centro histórico mediante nuevas rondas y por fomentar conexiones peatonales entre ambas márgenes del río.

La movilidad y el tráfico serán uno de de los temas que aborde una de las tres mesas sectoriales de debate que se quieren crear en la elaboración del nuevo Plan General. Al respecto, ya el equipo de Territorio y Ciudad ha realizado una valoración inicial sobre los principales problemas de tráfico y sus posibles soluciones. Precisamente, entre estos problemas, el equipo redactor del PGOU no incluye la falta de conexión entre ambas márgenes sino de la excesiva presencia de automóviles en Pozos Dulces, la Ribera y avenida de Bajamar. Tal y como se desprende de los análisis realizados, hacer puentes para el tráfico rodado harán de este punto del centro histórico como sitio de paso en lugar de lo que debe ser, "un espacio público de calidad" por lo que hay que tender hacia su progresiva peatonalización. De ahí que en el documento previo del nuevo Plan General no aparezca proyectos antiguos tales como el puente a la altura de la calle Valdés. Esta propuesta contaría con dos problemas fundamentalmente. Primero, incrementaría sobremanera el tráfico sobre la calle Valdés (con una densidad ya de por sí importante), lo que ahondaría aún más en el 'efecto barrera' existente actualmente entre el casco histórico y el ensanche de Crevillet. Y lo que se pretende es todo lo contrario mediante una reconfiguración de usos de todo el complejo bodeguero de Campo de Guía. Y el segundo sería su casi inviabilidad a día de hoy. Hace dos semanas, el Ayuntamiento aprobó el pliego de condiciones para redactar el proyecto de una pasarela que unirá ambas márgenes a la altura de los bloques de Pescadería. La idea es que este puente tenga un uso peatonal de forma preferente. Según las indicaciones del alcalde, Enrique Moresco, sólo se permitirá el paso de transporte público y residentes de la zona y sólo se abriría al tráfico en momentos "puntuales". El proyecto es del agrado de Puertos ya que quiere destinar los terrenos de la antigua lonja para zonas comerciales y de ocio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios