Provincia

La media del consumo de agua por día crece hasta los 118 litros

  • El uso domético y el industrial registran un gasto de 3,6 y 1,7 millones de metros cúbicos

  • El Consistorio dice que esos datos "van en consonancia" con el incremento poblacional

Cada chiclanero consumió una media diaria de 118 litros de agua destinada al uso doméstico durante el pasado año 2017, según datos, aportados por la empresa municipal Chiclana Natural que certifican un incremento en el consumo en el municipio del 2,18 por ciento en la tarifa doméstica con respecto a 2016.

En el mismo periodo, Chiclana Natural compró al Consorcio de Agua de Zona Gaditana (CAZG) un total de 7.238.603 metros cúbicos de agua, de los que se consumieron finalmente 5.662.216 metros cúbicos. Para el consumo doméstico se destinaron un total de 3.656.197 metros cúbicos, un 2,18 más que el año anterior, y para el uso industrial 1.798.134, lo que situó el incremento en este concepto en el 3,95 por ciento.

La localidad ha absorbido a 5.855 nuevos residentes en los últimos ocho años

El delegado municipal de Medio Ambiente, Joaquín Páez, ha considerado muy significativo el dato del consumo de agua doméstico, al estimar que "está en consonancia con el incremento poblacional que sigue registrando el municipio y que no cesa, con unos 500 habitantes más por año".

En este sentido, el edil señaló que no hace mucho "recordábamos que Chiclana es la ciudad de la provincia de Cádiz con mayor crecimiento demográfico. Las dos terceras partes del aumento de habitantes en la provincia en los últimos 8 años las ha absorbido nuestra localidad con 5.855 nuevos residentes, ya sea por empadronamiento o nacimientos. Esta realidad tiene su repercusión en el consumo de un bien básico como es el agua doméstica".

A ello, Páez ha unido otro hecho contrastado como son "los 142 nuevos informes de acometida para primera ocupación registrados en 2017; es decir, para viviendas que también se inician en el consumo de agua".

Respecto al uso industrial, el edil de Medio Ambiente indicó que "la paulatina recuperación de la economía del municipio es otro factor que incide en el consumo. Si en 2017 se dieron de alta 179 nuevos negocios, es lógico que el consumo de agua en este apartado se vea reflejado de manera correspondiente. El año ha concluido con 35.566 pólizas de agua, cuando en 2016 esa cifra de elevó a 35.508, lo que pone de manifiesto el reflejo de la progresión económica a la que aludimos".

Otros usos del agua comprada a la CAZG fueron el municipal, el destinado a riego de parques y jardines y otros consumos, a los que se destinaron 207.751 metros cúbicos. Por último, la merma (resultado de la diferencia entre el agua comprada y el consumo real) se ha elevó a 1.576.387 metros cúbicos, lo que situó al agua que se pierde por averías y fugas en un 21,78 por ciento del agua comprada.

A este respecto, Joaquín Páez manifestó que "técnicamente se sigue avanzando para reducir al máximo las pérdidas que se producen en la red, fruto en su mayor parte de averías. La micro y macro sectorización de las redes de abastecimiento que se ha venido realizando en los dos últimos años y las inversiones en renovación de redes y válvulas deben contribuir a ello, así como el resto de medidas que técnicamente se están llevando a cabo, contando entre ellas las destinadas a evitar el fraude".

En cualquier caso, el responsable municipal del área de Medio Ambiente ha invitado a la población a "no bajar la guardia en el ahorro de agua. Se trata de un bien básico y esencial, pero también es necesario realizar un consumo responsable; no ya por el ahorro económico que pueda conllevar, sino también por su condición de recurso medioambiental y por su escasez en épocas de sequía".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios