Provincia

El juicio con 22 acusados por un alijo de hachís se retrasa al 20 de septiembre

  • Se aplaza para procesar conjuntamente a todos los implicados, ya que uno que estaba en busca y captura ha sido localizado

La Audiencia Provincial ha retrasado hasta el próximo 20 de septiembre el juicio que debía comenzar ayer con 22 acusados por el alijo de 1.101 kilos de hachís en junio de 2008 en Sanlúcar. La defensa alegó que uno de los implicados, que estaba en busca y captura, ha sido ya localizado y con el objetivo de no dividir la causa y que este acusado fuera juzgado en solitario, quizás con una sentencia en contra por los mismos hechos, se ha decidido finalmente su aplazamiento.

Ahora, el asunto pasará de nuevo al juzgado de instrucción que deberá tomar declaración a J.C.C., el vecino de Sanlúcar que estaba en busca y captura, y que aún no lo había hecho. Finalmente, está cumpliendo prisión por otros motivos. El resto de detenidos han sido puestos en libertad hasta que se retome el juicio.

El alijo que estaba previsto juzgarse ayer tuvo lugar el 30 de junio de 2008 frente a la desembocadura del Guadalquivir. La organización de traficantes pretendía introducir un cargamento de hachís procedente de Marruecos utilizando dos pesqueros, uno hacía de pantalla mientras al otro eran trasvasado los fardos desde una neumática, según explica el fiscal en su escrito de acusación. Vigilancia Aduanera logró hacerse con 1.101 kilos de hachís aunque la mayor parte de los fardos terminaron en el mar. Se cree que la carga podía llegar a las cinco toneladas de hachís.

En la operación, que comenzó el grupo Greco de Cádiz, se intervinieron varios teléfonos y se infiltró un agente de la Policía Nacional. Precisamente este agente mantuvo reuniones y contactos con el acusado que hasta ahora estaba sin localizar, quien le explicó que el grupo pensaba introducir el cargamento de hachís por el puerto de Cádiz en un camión cisterna, según señala el fiscal. Entre los imputados está el patrón y el propietario del pesquero Pirfo, que iba a transportar la droga.

El fiscal solicita para los 22 acusados penas que van de cinco a seis años y nueve meses de prisión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios