Suceso

Detenida una mujer en El Puerto por 'hurtos cariñosos' a personas mayores

Vista panorámica del casco histórico de El Puerto. Vista panorámica del casco histórico de El Puerto.

Vista panorámica del casco histórico de El Puerto. / Fito Carreto

Agentes de la Policía Nacional han detenido en El Puerto a una mujer como supuesta autora de un delito continuado de hurto. La arrestada utilizaba la técnica conocida como 'hurto cariñoso' para sustraer relojes de cuantioso valor económico a personas mayores.

Según ha explicado la Policía en una nota, desde comienzos del mes de octubre se tramitaron en la Comisaría de El Puerto de Santa María hasta un total de tres denuncias por robos de relojes de alto valor económico perpetrados mediante de la técnica conocida como 'hurto cariñoso', por lo que iniciaron una investigación para esclarecer los hechos y detener a sus autores.

Así, en los inicios de la investigación pudo comprobarse como el modus operandi utilizado por los delincuentes era muy similar, aunque en uno de ellos, además de la técnica del abrazo cariñoso, también se había utilizado la violencia. Asimismo, se pudo identificar a una mujer de origen extranjero como la principal sospechosa, perteneciendo la misma a una organización criminal itinerante que se dedicaba a realizar hurtos de similar naturaleza por toda la provincia.

Según el testimonio de las víctimas y las averiguaciones policiales, se pudo comprobar que la detenida utilizaba la vía pública para localizar a personas mayores que se encontraran solas y que pudieran portar objetos de valor, como en este caso relojes. Una vez elegida la víctima, la mujer se acercaba a ella y, de forma repentina y sin mediar palabra, la abrazaba efusivamente, como si de una persona conocida se tratara.

En otras ocasiones, se acercaba a las víctimas y les acariciaba los los brazos y las manos a la vez que les hacía proposiciones sexuales. De esta manera, y aprovechando la confusión que provocaban sus acciones, al ser éstas muy repentina e inesperadas, la detenida aprovechaba para hurtar de forma muy habilidosa los relojes sin que las víctimas se pudieran percatar de ello. Una vez conseguido su objetivo, se alejaba rápidamente del lugar antes de que la víctima pudiese advertir el hurto y denunciar lo ocurrido.

Tras la investigación y el dispositivo policial desplegado, los agentes pudieron determinar e identificar a la autora de los hechos, procediendo a su detención días después de cometer su último hurto en la ciudad. Además del delito de hurto, a la arrestada se le detuvo como autora de un delito de robo con violencia, dado que en una ocasión llegó a agredir a una de sus víctimas cuando ésta advirtió que la mujer estaba aprovechando los abrazos y caricias para robarle su reloj.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios