Provincia

La depuradora de Barbate se retrasará como poco hasta 2022

  • El secretario de Estado de Medio Ambiente dice en el Congreso que será la última de las previstas en entrar en funcionamiento

Un trabajador en la actual depuradora de Barbate. Un trabajador en la actual depuradora de Barbate.

Un trabajador en la actual depuradora de Barbate. / Fito Carreto

España deberá pagar una multa coercitiva de 10,95 millones de euros al semestre, además de otra suma de 12 millones de euros por incumplir la normativa de la Unión Europea en saneamiento de aguas en 17 aglomeraciones urbanas. Esta situación se podría extender hasta 2022, cuando el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, prevé que estará terminada la última de las depuradoras prevista, en Barbate.

Durante su intervención en la Comisión para la Transición Ecológica del Congreso de los Diputados, el secretario de Estado precisó ayer que aunque la sanción, inicialmente, afectaba a 17 aglomeraciones urbanas, en la actualidad siguen incumpliendo la normativa un total de nueve de ellas.

De estas, una está en Gijón (Asturias), otra en Valle de Güimar (Tenerife) y las siete restantes en Andalucía: Nerja (Málaga), Matalascañas (Huelva), Barbate –declaradas de interés general y que dependen del Gobierno– y Alhaurín el Grande (Málaga), Coín (Málaga), Isla Cristina (Huelva), Tarifa –de competencia autonómica–.

De estas, según dijo Morán, la depuradora de Tarifa, de competencia autonómica ya cuenta con su estación depuradora de aguas residuales, pero las muestras obtenidas con satisfacen las exigencias de la Directiva.

Además, confía en que a lo largo de 2019 se concluirán otras cinco depuradoras, como las de Nerja, Alhaurín el Grande, Coín, Isla Cristina y Gijón Este. Un año más tarde se terminarán las obras de Matalascañas y Valle de Güimar. No cree que la de Barbate pueda entrar en funcionamiento hasta 2022, por lo que es la que más se va a retrasar.

El secretario de Estado informó en la Comisión parlamentaria de que se ha reunido con el director general de Medio Ambiente de la UE para solicitarle que a medida que se vaya cumpliendo, se vaya minorando o recalculando la multa.

Por otro lado, Morán recordó que también están abiertos otros cuatro procedimientos de infracción por saneamiento y depuración en municipios de más de 10.000 habitantes. Se trata de cuatro aglomeraciones urbanas de competencia autonómica: Pontevedra-Marín-Poio-Bueu (Pontevedra); Berga (Barcelona); Figueres (Gerona) y El Terri-Banyoles (Gerona).

Asimismo, respecto al procedimiento de pequeñas aglomeracioens, de entre 2.000 y 15.000 habitantes, recalcó que existe un procedimiento abierto en 2012 que afecta a 606 aglomeraciones, de las cuales 80 son de competencia estatal, aunque en la actualidad este procedimiento implica a 180 aglomeraciones urbanas, de las que 18 son de competencia estatal que “ya están tomando medidas” para cumplir con la Directiva, aunque la Comisión Europea aún podría imponer sanciones.

Morán añadió que hay otros casos que también podrían ser objeto de sanción, pues de las casi 2.100 aglomeraciones de más de 2.000 habitantes-equivalentes que tienen que depurar sus aguas en España, unas 550 estarían en situación de incumplir.

Tras exponer la relación de incumplimientos, el secretario de Estado anunció un Plan Nacional de Depuración, Saneamiento, Eficiencia, Ahorro y Reutilización (Plan DSEAR) “estratégico e integral”, cuyo objetivo será anticiparse a las situaciones sobrevenidas sobre todo en un contexto en el que “el cambio climático pondrá de manifiesto que las infraestructuras de depuración disponibles no tienen capacidad para las aguas pluviales”.

“Tarde o temprano el cambio climático pondrá de manifiesto que las infraestructuras de depuración disponibles no tienen capacidad para las aguas pluviales. Esto no se debe solo a una meteorología extrema. La impermeabilización urbana y los drenajes unitarios transforman el agua de tormentas en vertidos directos y nos encontraremos con problemas de posible reversión de fecales con el aumento del nivel del mar en los asentamientos costeros”, advirtió.

Por ello, dijo, ve necesario reorientar la gestión de las aguas pluviales para solventar puntas de las avenidas con ciudades más permeables que junto con las infraestructuras tradicionales aumenten la resistencia de las urbes. Y ve imprescindible trabajar de forma conjunta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios