Hernán Díaz Cortés. ex alcalde de el puerto de santa maría

"Cuando he dado luz y agua a viviendas sin licencia he sido consciente de lo que hacía"

  • El ex regidor portuense rompe su silencio después de doce años para defender su gestiónl Recuerda que cuando llegó a la Alcaldía ya se reconocían en El Puerto unas 3.500 casas ilegales

El ex alcalde de El Puerto, Hernán Díaz Cortés, en una foto tomada ayer. El ex alcalde de El Puerto, Hernán Díaz Cortés, en una foto tomada ayer.

El ex alcalde de El Puerto, Hernán Díaz Cortés, en una foto tomada ayer. / fernández hortelano

Comentarios 9

Ha sido el alcalde que más tiempo ha estado al frente del Ayuntamiento de El Puerto, un total de 15 años, desde 1991 hasta su inhabilitación, en 2006. Llevaba doce años sin hacer declaraciones a la prensa pero ahora rompe su silencio, al hilo de las últimas noticias sobre una nueva condena por inhabilitación, en este caso siete años por dar agua y luz a viviendas ilegales.

Hernán Díaz, añorado aún por algunos y demonizado por otros, nunca dejó indiferente a nadie y aún hoy, a sus 77 años, es vehemente en su discurso y presume de tener una gran memoria que está dejando plasmada por escrito para dejar patentes muchos de los episodios que han conformado la historia reciente de El Puerto.

Tras las recientes declaraciones del alcalde portuense, David de la Encina, criticando aquella época de "urbanismo salvaje, sin planeamiento y donde todo valía", Hernán Díaz ha dejado de morderse la lengua y ha repartido estopa para unos y otros, fiel a su estilo y queriendo dejar claro que ni él ni su gestión tienen la culpa en exclusiva de un problema en el que, cierto es, participaron muchos más elementos de todos los ámbitos, colaboradores necesarios a todos los niveles sin los que este desmadre urbanístico nunca se hubiera podido producir.

Sobre la nueva ordenanza de las ARGs, que se acaba de modificar por parte de la Corporación portuense, y sobre la concesión de luz y agua a las viviendas ilegales, Hernán Díaz asegura que "cuando he dado luz y agua a viviendas sin licencia he sido consciente de lo que hacía, y lo hice para preservar la salud pública. Nunca pensé que fuera ilegal. Así lo he declarado siempre, en sede judicial y en cualquier otro foro".

Al actual alcalde, David de la Encina, le recuerda el ex regidor portuense que "en el Plan General de Ordenación Urbana de 1992 ya se reconocía la existencia de 3.000 viviendas ilegales, por lo que las 4.000 aproximadas que se contabilizaban a final de mi mandato político no se pueden adjudicar a mi gestión, como se deduce de tus palabras (en alusión a las declaraciones antes citadas). 3.500 de estas viviendas corresponden a gobiernos anteriores del PSOE. Deberías reflexionar sobre esto antes de hablar, para no tirar piedras a tu propio tejado. Te emplazo a que mires las estadísticas del Servicio de Disciplina Urbanística para ver los expedientes disciplinarios y sancionadores que se siguieron durante mi mandato, debes informarte antes de hablar", le recomienda.

También considera reseñable Díaz Cortés que De la Encina hable de las 4.000 viviendas de El Puerto "y se olvide de las más de 300.000 viviendas ilegales en toda Andalucía, donde el PSOE ha gobernado siempre, incluyendo las de Chiclana, que tiene cerca de 30.000, un municipio donde el PSOE ha mantenido el poder casi de forma permanente", recuerda.

Para Hernán Díaz, "aunque parezca una barbaridad lo que voy a decir, sin la existencia de esas 3.500 viviendas el Ayuntamiento dejaría de ingresar 3 ó 4 millones de euros anuales, porque usted los cobra y yo también lo hacía" -le insiste a De la Encina-, recordando que "se les cobra el IBI urbano, el agua, el saneamiento inexistente y la recogida de basuras, sin contenedores para su retirada y también se les cobra un canon de mejora inexistente. Me parece muy bien que con esta modificación de la ordenanza se otorgue luz y agua a todas esas viviendas -en el fondo lo que ya ha posibilitado la LOUA, que se ha ido modificando progresivamente para flexibilizarse generosamente- pero no dejo de acordarme ahora de los años pasados en los que salían con asiduidad consejeros y políticos del PSOE diciendo que habría luz y agua para todos".

Por lo que respecta al asunto de El Barranco, sobre el que aún no se ha fijado fecha para la vista oral, Hernán Díaz recuerda que también han sido investigados Pedro Alamillos y Juan Carlos Rodríguez y aclara que ese núcleo rural de las lagunas de Terry existe desde hace 40 años en la cartografía municipal. Díaz recuerda que siendo alcalde el socialista Juan Manuel Torres, teniente de alcalde de Licencias Pedro Alamillos y concejal de Urbanismo José Antonio Navarro, "el propio grupo municipal del PSOE llevó a un pleno extraordinario, en 1988, la aprobación de un proyecto para la demolición de todas las viviendas de El Barranco. A aquel pleno asistieron más de 300 habitantes de las casas afectadas. De forma sorprendente dos concejales de la Corporación, Manuel García Campos y Enrique Bartolomé, defendieron que ese acuerdo de demolición no era competencia del Ayuntamiento, sino de la Junta de Andalucía. El alcalde aceptó la propuesta y sobre esta resolución el secretario general del Ayuntamiento no hizo ninguna advertencia de irregularidad. Sin embargo, en 2007 se me cita al Juzgado a mí, junto con Pedro Alamillos y Juan Carlos Rodríguez, y acabamos encausados por permitir la construcción de viviendas ilegales en suelo de protección especial. Esta denuncia fue hecha por Ecologistas en Acción, dándose el curioso hecho de que el abogado de los denunciantes resultaba ser el antiguo concejal Enrique Bartolomé".

Finalmente, y sobre su posición actual, Hernán Díaz relata que han sido varios los alcaldes que le han pedido consejo en los últimos años sobre diferentes asuntos. A David de la Encina le recuerda que "un día me llamaste por teléfono para que hablásemos y no tuve inconveniente en almorzar contigo para explicarte algunas cuestiones sobre distintos temas municipales. De poco te sirvió, supongo que esa reunión te sirvió para hacer lo contrario de lo que te aconsejé. Te olvidaste hasta de las pequeñas cosas que comentamos, entre ellas el asunto de la puerta principal del nuevo ayuntamiento de la plaza Peral. Estaba previsto mantener la de hierro forjado, que tenía más de un siglo, y te dije que deberías investigar el paradero de esa puerta. Es solo un ejemplo, hablamos de muchas cosas más como la situación de las fundaciones, del que no he tenido noticias", lamenta.

Y es que Hernán Díaz, aunque retirado de la vida política tras su inhabilitación en 2006, sabe mucho de lo que se ha cocido en el Ayuntamiento en el último cuarto de siglo y, como asegura, "me sigue doliendo El Puerto, me duele la ciudad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios