Algeciras

El fiscal pide 15 años de cárcel para el acusado de violar a una niña en Algeciras

  • El hombre introdujo a la fuerza en su vivienda de Los Pastores a la sobrina de su pareja, que tenía 7 años aquel 14 de septiembre de 2015

  • El suceso conmocionó a toda la ciudad

Momentos de tensión en los juzgados de Algeciras aquellos días de septiembre de 2015. Momentos de tensión en los juzgados de Algeciras aquellos días de septiembre de 2015.

Momentos de tensión en los juzgados de Algeciras aquellos días de septiembre de 2015. / E.S. (Algeciras)

Un hombre acusado de violar en su domicilio de la barriada algecireña de Los Pastores a una sobrina política –que tenía en ese momento 7 años– se enfrenta a una petición de la Fiscalía de la pena más alta que contempla el Código Penal para esta agresión sexual: 15 años.

El juicio se celebró en la sede de Algeciras de la Audiencia Provincial durante el miércoles y el jueves, cuando quedó visto para sentencia después de que la sala que preside Manuel Gutiérrez Luna oyera a varios testigos y revisara las pruebas forenses del caso, que sucedió hace tres años y tres meses.Todo este tiempo, el supuesto autor de la violación de la menor –que tenía 25 años en aquel momento– ha permanecido ingresado en prisión.

Fue un 14 de septiembre de 2015 cuando la niña salía de una merienda en la asociación de vecinos de La Unión, en la zona del Padre Flores. Estaba camino de su domicilio cuando en el trayecto fue interceptada por su supuesto agresor y forzada a entrar en la vivienda de éste. Según explicó la pequeña, la entonces pareja de su tía la agarró por detrás, le tapó la boca y la introdujo en su casa, donde la violó. 

Según fuentes cercanas al caso, durante el juicio han declarado testigos que vieron a la niña salir de la casa del hombre con un comportamiento extraño, el mismo que detectó su familia cuando llegó a casa. 

En un primer momento la familia no se percató de lo que podía haber ocurrido, aunque sí que notó rara a la pequeña. Tanto es así que luego sus familiares directos sí observaron signos en la pequeña que se podían corresponder con una agresión sexual. Fue entonces cuando la víctima narró todo lo sucedido y fue trasladada al hospital Punta de Europa, donde fue atendida por los profesionales y sometida a una evaluación.

En el cuerpo de la pequeña se encontraron restos del ADN del supuesto agresor (semen), pero no hay indicios físicos concluyentes de que hubiera habido penetración. 

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron ese mismo día al hombre, que posteriormente fue acusado de violar a la pequeña, algo que él negó y niega rotundamente. Tanto es así que el acusado rechazó antes de ir a juicio un acto de conformidad en el que se le propuso que cumpliera una pena de 12 años de prisión. 

Según la información publicada por Europa Sur de aquel día, en el entorno de la familia se considera que la menor había sido cuanto menos molestada en anteriores ocasiones por esta misma persona.  El titular del juzgado que se hizo cargo del caso ordenó la prisión provisional sin fianza para el hombre el jueves 17 de septiembre. Desde ese lunes permanecía arrestado en los calabozos del Cuerpo Nacional de Policía. Durante esa mañana además se procedió a una entrada y registro en el domicilio del acusado, el lugar en el que supuestamente cometió el hecho delictivo que desencadenó su arresto tras percatarse la familia de la víctima de lo que podía haber ocurrido.

Los alrededores del juzgado registraron una elevada tensión por la congregación de personas allegadas a la víctima para increpar al detenido. También se vivieron escenas tensas en el barrio del arrestado, en Los Pastores, cuando éste acompañó a los efectivos policiales para el registro de la vivienda, en que se habían hecho pintadas.

El Cuerpo Nacional de Policía trasladó a primera hora de la mañana al acusado para la toma de declaración ante el juez. En el entorno del juzgado de nuevo se reunió un buen número de personas en una clima tenso. Sobre todo por la parte trasera, como días atrás. El dispositivo sacó al arrestado por la puerta delantera con rapidez, ante algunas personas que lo increparon, para su ingreso en prisión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios