Provincia

Urbanismo peatonalizará varios tramos del centro para favorecer al sector hostelero

Tramo de la calle Ancha en el que se interrumpirá el tráfico. Tramo de la calle Ancha en el que se interrumpirá el tráfico.

Tramo de la calle Ancha en el que se interrumpirá el tráfico. / C.P.

El teniente de alcalde de Urbanismo, Antonio Villalpando, informó ayer de la apuesta municipal para "consolidar la oferta gastronómica con la que Puerto Real viene destacándose en los últimos años como agente de desarrollo económico, de empleo y turismo".

Según explicó el edil del grupo municipal de Equo, tras coordinar la iniciativa con los propietarios de locales de restauración de la localidad, se ha elaborado un plan para ampliar las posibilidades del sector hostelero de la zona próxima al Paseo Marítimo. Esta propuesta consiste en cerrar al tráfico los tramos de las calles Vaqueros, Ancha, La Palma y Cruz Verde, en el tramo comprendido entre la calle Amargura y la Ribera del Muelle.

Con ello se permitirá que todos los locales que se ubican en esa zona puedan sacar mesas a la calle, multiplicando así las posibilidades de negocio y atrayendo a nuevos emprendedores que quieran situarse en esos tramos.

Además de esto, en la calle Nueva se limitará hasta las 12:00 horas la zona de carga y descarga, dejando posteriormente ese espacio libre. "Está demostrado que los restaurantes y bares funcionan mejor si se sitúan juntos, y en estas zonas hay varios de ellos, y otros locales vacíos que estarían activos con esta medida", asegura el edil.

Actualmente, el problema es que muchos de estos locales, al estar en el centro histórico, tienen muchas dificultades para ampliar su capacidad o para ofrecer el servicio que quisieran, por lo que el equipo de gobierno considera que ésta es una opción viable y beneficiosa. "Además, una vez comience el buen tiempo las terrazas en la calle atraen a más público y, al ser establecimientos de comida, el hecho de que estén en la calle no supondrá una molestia añadida para los vecinos", apostilló el edil.

La iniciativa va a ponerse en práctica como prueba durante la Semana Santa, pues ningún desfile procesional discurre por los tramos mencionados. El objetivo es comprobar cómo funciona y ver los resultados, y luego abrir un proceso participativo para que la ciudadanía pueda decidir si la medida se implanta de manera definitiva. En este proceso participativo se podrá votar tanto de manera presencial como a través de la aplicación 'Decide Puerto Real', en una fecha aún no concretada pero que será durante el próximo mes de abril.

Ya se ha estudiado con la Policía Local que el flujo del tráfico hacia y desde el Paseo Marítimo no supondría demasiada alteración, ya que en la calle Nueva no se interrumpiría el tráfico, y la calle San Ildefonso tiene doble sentido (Ribera del Muelle-Amargura), así también como la plaza Lazareto.

Por la zona Este, el tránsito de automóviles puede realizarse por la calle Sagasta, también en doble sentido, y por Concepción y Ángel, cada una en una dirección.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios