Defensa

Rota, al mando de la operación Atalanta desde este viernes

  • La Base celebra el 29 de marzo la ceremonia de transferencia del cuartel general de esta misión de la UE

La 'Navarra' , desplegada ahora en la misión Atalanta, sale de Rota La 'Navarra' , desplegada ahora en la misión Atalanta, sale de Rota

La 'Navarra' , desplegada ahora en la misión Atalanta, sale de Rota / Armada

Rota estará oficialmente al mando de la operación Atalanta este viernes. Ya está todo preparado y la Base acogerá durante esa jornada la ceremonia de transferencia del Cuartel General de nivel estratégico de la Unión Europea y el relevo de mando de Comandante de la operación, que pasará a manos del vicealmirante Antonio Martorell. Estará presidido por el Jefe de Estado Mayor de la Defensa, general de ejército Fernando Alejandre, acompañado por el vicesecretario general del Servicio Europeo de Acción Exterior de Política de Seguridad Común y Defensa (PSCD) y Respuesta a Crisis, Pedro Serrano, y el presidente del Comité Militar de la UE (EUMC), general Claudio Graziano, estará.

Desde la base gaditana empezará a dirigirse así la misión contra la piratería en Somalia y en aguas del Océano Índico, una función que se hacía hasta ahora desde el Reino Unido y cuyo cambio ha precipitado un Brexit que aún no se ha materializado.

Pese a ello, el traspaso se hace oficial ya este viernes. El cuartel general de nivel estratégico , el OHQ, se encuentra en un edificio ya existente donde se han realizado obras, según confirmaba el propio Martorell en una entrevista con Diario de Cádiz, y donde trabaja una dotación de 85 personas, de las cuales 77 trabajan físicamente en Rota.

Además, España tiene ahora embarcado, a bordo de la fragata Navarra desplegada en la zona, el Estado Mayor de la operación, que lidera España con el contralmirante español Ricardo Atanasio Hernández López. No es casualidad. “Hemos procurado que el mando en la zona sea español para asegurar el éxito del tránsito del OHQ (cuartel general) del Reino Unido a Rota”, aseguraba el contralmirante a Diario de Cádiz antes de partir de las instalaciones roteñas hace un mes. Con 22 personas, la mitad españoles, su trabajo será ejecutar la operación que se dirige desde ese cuartel de Rota. Desde aquí recibirán información continua de los buque mercantes, de inteligencia, de campamentos que se vean con actividad en tierra y reaccionarán ante todas estas situaciones.

El ejercicio MILEX-18, en la primavera de 2018, sirvió para mostrar las capacidades del OHQ y de España para liderar una misión de la Unión Europea. El éxito de dicho ejercicio sirvió para validar al cuartel general en los procedimientos de la Política Común Seguridad y Defensa, que son ligeramente diferentes a los utilizados por la OTAN. España se había ofrecido para relevar a Northwood y desde ese momento comenzaron los preparativos, con una inversión además de 1,5 millones en la Base.

La asunción de este Cuartel General multinacional supone "una muestra del firme compromiso de España con la seguridad y la defensa globales", apuntan desde el Estado Mayor de la Defensa (EMAD).Las Fuerzas Armadas españolas han participado y participan en todas y cada una de las operaciones y las misiones de adiestramiento de la Unión Europea (EUTM), mostrando con ello un indudable compromiso europeísta con la PCSD.

La piratería, pendiente de la situación en tierra

La Operación Atalanta forma parte del compromiso adquirido por España, bajo bandera de la Unión Europea, en su lucha por mantener la seguridad en las aguas del Golfo de Adén y Somalia, protegiendo a los barcos del Programa Mundial de Alimentos, a los barcos de la misión de la ONU para Somalia (AMISOM) y manteniendo la seguridad del tráfico marítimo vulnerable.

"La piratería está contenida y no erradica", coinciden los mandos, que recuerdan la inestable situación en tierra

Iniciada en el año 2008, la Operación Atalanta contribuye a la mejora de la seguridad  en el océano Índico, llevando a cabo acciones de vigilancia marítima con el fin de prevenir e impedir los posibles actos de piratería y además, colaborando en la monitorización de las actividades pesqueras en la costa de Somalia, así como asegurando la entrega de los alimentos del Programa Mundial de Alimentos (WFP, por sus siglas en inglés). Desde su comienzo, España ha participado ininterrumpidamente con la aportación diferentes medios navales y aéreos a la Fuerza Naval de la Unión Europea (EUNAVFOR).

En estos momentos, la piratería en la zona “está contenida pero no suprimida”. “La misión Atalanta ha sido un éxito y la presión ejercida ha servido, de hecho no ha habido secuestros en estos 3 o 4 años, pero se erradica en tierra. Mientras la situación en tierra –en Somalia– no sea propia de un estado estructurado, disponen allí de fondeaderos para llevar el barco sin ninguna presión policial”, apuntaba Hernández Lopez. Son 24.000 mercantes lo que navegan por la zona al año, entre ellos españoles, y aunque no lo consiguen, los piratas lo siguen intentando un ataque al menos una vez al mes, comenta. 

En sus más de 10 años de existencia, la Atalanta ha conseguido que "la piratería se encuentre en un estado de contención muy aceptable, pero no está erradicada", expresaba de la misma manera Martorell hace unos meses. "La situación en tierra sigue muy deteriorada, los grupos de piratas siguen ahí, aunque dedicándose ahora a otras actividades menos arriesgadas, pero en cualquier momento puede resurgir si se dan las condiciones apropiadas. También hay nuevas amenazas como las resultantes del conflicto de Yemen, que, si bien no tienen que ver con la piratería, añaden un nuevo plus de inestabilidad en la región, principalmente en la zona de Bab el Mandeb y sur del Mar Rojo, que podría afectar al desarrollo de la operación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios