PUERTO REAL

Romero ve contradicciones en la Junta cuando habla de Las Aletas

  • El lunes está previsto el derribo de la Casa Cuna que el proyecto alternativo (LARS) quiere recuperar

Antonio Romero visitó a la empresa Numenti (20% municipal), presente en InnovAzul Antonio Romero visitó a la empresa Numenti (20% municipal), presente en InnovAzul

Antonio Romero visitó a la empresa Numenti (20% municipal), presente en InnovAzul / DCA

El alcalde de Puerto Real, Antonio Romero, mostró este viernes su indignación al conocer la noticia de que el próximo lunes está previsto el derribo de la antigua Casa Cuna, en terrenos de Las Aletas. “Un edificio que cuesta más dinero público derribar que rehabilitar para su uso, que es lo que propone el Proyecto LARS, “Las Aletas: Alternativa Real y Sostenible”, a juicio del alcalde.

El primer edil puertorrealeño, que ha visitado estos días InnovAzul, un encuentro internacional de innovación en los sectores productivos de la Economía Azul, también dijo estar “sorprendido” por la “contradicción” en la posición de la Junta, y también del propio PSOE, acerca del destino que deben tener los terrenos del espacio Las Aletas en Puerto Real.

Su sorpresa, según explicó en un comunicado, se basa en que en la inauguración de InnovAzul, el vicepresidente de la Junta en funciones, Manuel Jiménez Barrios, dijo que “estas iniciativas forman parte de esa estrategia definitiva en la que estamos todos para transformar nuestra tierra, ahora que estamos en un mundo en el que la inteligencia artificial, la robotización, la economía circular y la transición energética forman parte, no ya del futuro, sino del presente e inevitablemente tenemos que estar en ello”.

A juicio del alcalde de la Villa, mientras desde Puerto Real se defiende el proyecto creado por los colectivos LARS, “que sí es una apuesta verdadera por la economía circular”, el PSOE sigue apostando, “con otro disfraz”, por el desarrollo “caduco y poco sostenible que por dos veces el Tribunal Supremo les prohibió llevar a cabo”.

Para Romero es “contradictorio” que se alabe el desarrollo sostenible y la economía circular cuando, en la práctica, “tienen sobre la mesa un proyecto de estas características y siguen con el mismo modelo que ha demostrado favorecer a los más ricos, crear precariedad y destruir los entornos naturales”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios