Provincia

Piden seis meses de cárcel a un ganadero por usar cebos envenenados

La Fiscalía pidió ayer seis meses de prisión para un ganadero de Villaluenga del Rosario acusado de utilizar cebos envenenados en el Parque Natural de Grazalema, con lo que en 2015 causó la muerte de varios animales, según ha informado la organización conservacionista WWF.

En un juicio celebrado ayer y que ha quedado visto para sentencia, la Junta de Andalucía, que está personada en el caso como acusación, ha solicitado que se imponga al acusado el pago de una indemnización.

El caso se detectó en 2015 cuando agentes de Medio Ambiente encontraron dos zorros envenenados, uno de ellos escondido en el interior de un majano próximo a las naves del ganadero, según explica WWF en una nota de prensa. El zorro pudo ser localizado gracias a la intervención de la unidad canina de la Estrategia para la Erradicación del uso ilegal de cebos envenenados en Andalucía.

En las naves del ganadero se encontró un recipiente con el mismo tóxico detectado en los cadáveres de zorro, un pesticida agrícola cuyo uso fue prohibido y retirado de la venta hace una década "pero al que acceden de forma clandestina los envenenadores de fauna", asegura WWF.

Esta entidad ha criticado que se usen estos venenos en esta zona, que conserva los últimos reductos del alimoche en Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios