José Pacheco. Subdelegado del Gobierno en la provincia

"Que el PSOE gobierne en Madrid es bueno para Cádiz"

  • Optimismo. Hace tres años llegó a la política como concejal en Cádiz casi sin proponérselo. Ahora asume con ilusión y optimismo esta nueva etapa

Comentarios 7

José Pacheco llegó a la política casi de puntillas. Profesor vocacional, amante del mundo de la educación y la cultura, su colaboración desde la segunda línea en su partido propició la invitación de Fran González a formar parte de su lista para las pasadas municipales en Cádiz capital. Tres años después, el cambio de color político en Madrid ha propiciado que se haya convertido en el nuevo subdelegado del Gobierno en la provincia, algo que, reconoce, "nunca se me pasó por la cabeza".

-¿Cómo y cuándo surge la posibilidad de ser elegido subdelegado del Gobierno?

-Pues todo se gesta muy rápido. Tras presentarse la moción de censura se empezó a ajustar una nueva estructura de Gobierno y desde Madrid se pidieron algunos curriculums para ir estudiándolos, aunque todo queda muy en el aire, porque en principio lo que el partido quería era tener una batería de nombres posibles. Eso quedó un poco en el olvido, hasta que empezó a sonar mi nombre el día del nombramiento de Gómez de Celis. En ese momento hablé con Fran González y me confirmó que mi nombre estaba ahí, entre otros, y que ya se decidiría.

-¿Y quién se lo confirma?

-Gómez de Celis, que me llama directamente cuando salía de la asamblea de la Fundación de la Mujer, justo en ese momento. Me dijo que me iba a nombrar subdelegado, me advirtió que iba a tener mucho trabajo, pero que le había gustado el curriculum, que sabía que era de confianza del proyecto de Fran, del proyecto socialista que llevábamos defendiendo desde hace mucho tiempo y que, por tanto, quería contar conmigo. Así que, en ese momento, mientras yo llamaba a Fran, pues ya me empezaron a preguntar periodistas.

-¿Y cómo está viviendo este cambio tan radical?

-Pues como puedo, porque ya al día siguiente de esa llamada viajé al Campo de Gibraltar porque tenemos dos asuntos importantes que tratar: la inmigración y la Operación Paso del Estrecho.

-Y el narcotráfico... claro.

-Y el narcotráfico, pero ahora mismo ese tema está más estabilizado porque los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado están haciendo una gran labor. Lo que queremos es ampliar nuestros esfuerzos con la sociedad civil. Una de las cosas que vengo repitiendo desde que llegué al cargo de subdelegado es que todas las políticas que se hagan desde la Subdelegación tienen que contar con la sociedad civil organizada, vecinos, asociaciones que trabajan incansablemente y que nos repiten que allí lo que hace falta es más cultura, más educación y más trabajo. El lunes (por mañana) viene el ministro Marlaska para reunirse con asociaciones del Campo de Gibraltar y estudiar cómo se puede abordar desde una manera global el problema del narcotráfico.

-Y en cuanto a la inmigración, que tantos problemas está causando en este verano, ¿qué puede avanzarnos de las acciones que van a tomar en el futuro?

-Pues optimizar recursos para que no se creen cuellos de botella, sino que todo vaya fluyendo. Son personas que vienen, que desembarcan gracias a Salvamento Marítimo, que está evitando muchísimos desastres en el Estrecho, muchas muertes, y por un tema de emergencia humanitaria hay que atender a todas estas personas. Primero se les identifica por parte de la Policía Nacional, que no daba abasto. Ellos mismos han trasladado una oficina a pie de puerto para que los tiempos sean más rápidos y evitar los traslados a la Comisaría. Luego ya son conducidos a CIEs o bien muchos de ellos son recogidos por Cruz Roja. Las mujeres embarazadas y los menores no acompañados pasan a ser tutelados por la Junta. Todo ese proceso tiene que ser muy fluido, porque en el momento en que se atasca una de las cadenas se bloquea.

-Ha aprendido mucho en apenas tres días.

-Mucho. Ya comentó también el otro día el ministro Marlaska que estamos trabajando en un centro integral para que todo este procedimiento se haga de manera centralizada y evitemos todo el tiempo que se gasta en los traslados entre comisarías, y evitar incluso la posibilidad de que puedan producirse accidentes.

-Los sindicatos policiales han reclamado más medios humanos y técnicos para poder hacer frente a estas avalanchas migratorias. Al igual que se tomaron medidas excepcionales con el caso del Aquarius, ¿necesita la provincia de Cádiz algún plan especial de inmigración?

-La provincia recibe cada verano no sé cuántos Aquarius, pero la finalidad en este asunto era decirle a Europa que no puede mirar para otro lado, y que España ejercía su responsabilidad y atendía a este barco en el que viajaban personas que no tenían ni alimentos. Y en cuanto a esa posibilidad que apunta, tengo que decir que el ministro del Interior estuvo reunido con policías y guardias civiles y todos coincidían en que lo primero era optimizar recursos. Que una vez que se ponga en funcionamiento ese centro integral del que antes he hablado vamos a poder liberar muchos efectivos que podrán dedicarse a otras labores. Si después de todo esto vemos que siguen haciendo falta más personal pues el Gobierno, que acaba de conseguir 20 millones de euros de la Unión Europea para temas de inmigración, lo enviará.

-Por ir cerrando capítulos y así acabamos con la Policía, ¿cuando venga el ministro le va a preguntar por la nueva Comisaría para Cádiz, si es que ese proyecto sigue adelante?

-Bueno, en cuatro días yo lo que he hecho es atender a lo urgente. Esta semana tengo pendiente una reunión con el comisario provincial para tratar de todos los temas que le preocupen, y uno de ellos será el de la nueva Comisaría, y con lo que me diga pues hablaremos con el ministro y veremos. Igual haremos con todos los temas que afectan a la provincia. Voy a hacer una lista de todos los temas pendientes que hemos estado reivindicando como partido cuando estábamos en la oposición, y que ahora los tengo que hacer míos para defenderlos con la misma energía con que lo hacíamos antes. Vamos a hablar con los ministros, algunos de los cuales ya han estado por aquí, como la ministra de Defensa, Margarita Robles; el ministro del Interior, Grande Marlaska; o el de Fomento, Ábalos, viendo la conexión ferroviaria con el Campo de Gibraltar. Y todos los ministros han manifestado su intención de darle su sitio a la provincia.

-Ha llegado al cargo sin haber sido valorado por la ejecutiva provincial del PSOE. Pese a ello ¿se siente respaldado por los líderes de su partido en la provincia?

-Yo sí lo siento. A lo mejor en un momento dado tanto la presidenta provincial como la de la Junta de Andalucía tenían ciertas expectativas, que supongo que se las harían saber al delegado del Gobierno en Andalucía, pero esto son estamentos que dependen directamente del Gobierno central, supongo que habrá habido conversaciones, y yo todo lo que he recibido han sido parabienes, apoyo por parte de Irene, con la que he hablado ya varias veces, como también he hecho con el delegado de la Junta, Juan Luis Belizón, y todo lo que comentamos es ir todos a una, encontrar soluciones, porque quizá proyectos que estaban atascados por un problema de conversaciones entre el Gobierno en Madrid y la Junta, o incluso en la provincia, ahora podemos tener una gran ocasión de arreglarlo. Susana ya lo dijo muy claro cuando afirmó que tener un gobierno socialista en Madrid beneficia a Andalucía. Yo estoy aquí para demostrar que un gobierno socialista en Madrid también beneficia a Cádiz.

-¿Se plantea el nuevo Gobierno rescatar la autopista ya?

-Yo no lo sé, es verdad que se barajó esa posibilidad, pero hay que tener en cuenta que empezamos a trabajar con unos presupuestos del Partido Popular, lo que ocurre es que por responsabilidad hemos preferido trabajar con esos presupuestos y no demorarlos hasta noviembre. Eso nos hubiera obligado a prorrogar los presupuestos de 2017 que eran mucho más restrictivos. Entonces, por responsabilidad, lo que hemos hecho es tirar para adelante con estas cuentas e incorporar todas las enmiendas que hemos considerado que le daban un toque socialista. Ya se ha prometido que cuando acabe la concesión no se va a volver a prorrogar, además se están haciendo obras en el desdoble de la N-IV entre Sevilla y Jerez, que han arrancado ya en la provincia sevillana.

-¿Y se van a mantener esos trabajos o se considera ya un gasto superfluo?

-A mí nadie me ha dicho que esas obras se vayan a parar.

-¿Cómo va a ser ahora la relación de la Subdelegación de Gobierno con el Ayuntamiento de Cádiz?

-Yo espero que buena. Mi objetivo es colaborar con todos los ayuntamientos. En el caso de Cádiz, la diferencia entre el PSOE y Podemos es que coincidimos en valores pero nosotros sabemos hacer las cosas y el equipo de gobierno ha demostrado su incapacidad para sacar cosas adelante. Por mi parte no va a haber problemas.

-¿Cree que ahora, con el PSOE en el Gobierno, pueden agilizarse obras de infraestructuras que dependen del Gobierno central como el nudo de Tres Caminos, la futura autovía Vejer-Algeciras o el tren Algeciras-Bobadilla?

-Algunas sí. Por ejemplo, el Partido Popular le concedía en los presupuestos un millón de euros al nudo de Tres Caminos y gracias a una enmienda del PSOE ya va en los presupuestos de 2018 con tres millones de euros. Es sólo una muestra más del interés que tiene el Gobierno central en la provincia de Cádiz. Con respecto a la línea Algeciras-Bobadilla ya ha dicho el ministro que ha empezado la licitación del tramo entre San Pablo de Buceite y La Almoraima, y la apuesta del ministro es que en los presupuestos del año próximo se aumente mucho más. La semana próxima me voy a sentar con el delegado del Gobierno en Andalucía para tener la primera reunión de coordinación, y me voy a llevar todas las tareas y demandas de la provincia para ir priorizándola, todas las que se puedan acometer con los presupuestos que tenemos este año, y todas las que habrá que ir acometiendo ya con un presupuesto socialista.

-¿Peligra la construcción de las corbetas para Arabia Saudí en las factorías de Navantia en la Bahía de Cádiz? Podemos siempre mostró su rechazo a este contrato en Madrid.

-Para nada. El presidente ha dicho que eso es un acuerdo cerrado y eso es un acuerdo cerrado. Y si no va en un Consejo de Ministros irá en el siguiente. Eso supone empleo para la Bahía de Cádiz y por tanto no corre peligro.

-¿Sería un fracaso para el Gobierno central que no se revalidara el acuerdo pesquero con Marruecos que caduca el día 14 y que tiene un panorama muy oscuro?

-No contemplo ese escenario. Estamos negociando para cerrar un acuerdo que beneficie a ambas partes. Me consta que hay buenas relaciones con Marruecos no sólo en tema pesquero sino en otros asuntos, como en inmigración, con el que están colaborando, y confíao en que de aquí al 14 se llegue a un entendimiento.Y si llegamos a un punto muerto pues habrá que buscar otras vías.

-Ahora que tiene buena sintonía con el ministro de Fomento, ¿le podría preguntar cuándo se va a acabar el segundo puente?

-Me la apunto (risas). Es cierto que el anterior presidente de Gobierno se dio mucha prisa en inaugurarlo. Yo lo cruzo a diario y no hay día que no me encuentre los pivotes rojos y las obras. Creo que Rajoy utilizó el puente como arma electoral, y los gaditanos aún estamos sufriendo los remates.

-Haga un poco de memoria. ¿Cuando llega al Ayuntamiento de Cádiz se le pasó por la cabeza acabar como subdelegado del Gobierno en la provincia?

-No se me pasó por la cabeza ni ser concejal. Yo estaba en el partido llevando temas de educación, en la ejecutiva anterior, y mi labor siempre había sido como colaborador en segunda línea hasta que Fran me llamó y me situó como número 3 en la lista.

-¿Su familia, su pareja, sus amigos... qué le han dicho con su nombramiento?

-Bueno, todo el mundo me ha felicitado. Hombre, previamente conté con mi pareja, se lo planteé a él, y le dije que si tirábamos para adelante esto era una cosa de dos, porque evidentemente mi dedicación a esta nueva responsabilidad va a ser exclusiva.

-Como objetor de conciencia, ¿cómo se va a enfrentar a ese momento en que tenga que decir eso de 'capitán, mande firmes', en algún acto militar?

-Pues aún no me he visto en las circunstancias. Sí he estado en un entorno muy militarizado en algunos aspectos, con sus cadenas de mando muy organizadas, y es verdad que para mí no es común, pero lo respeto. Yo lo que valoro es el trabajo que están haciendo, que está siendo impecable, magnífico.

-¿Esto le hace más sensible en cuanto a sus reivindicaciones?

-Sin duda. Vamos a intentar optimizar los efectivos, pero el ministro ha dicho que si con esto no basta se mandará más personal. El lunes se va a ver Marlaska con asociaciones civiles también que luchan contra el narcotráfico y creo que esa es la parte que faltaba a la lucha contra el narcotráfico. El ministro viene a aprender y a que le digan qué hace falta, que es sobre todo más puestos de trabajo, más educación, para que se deje de encontrar el narcotráfico como una forma de sacar dinero fácil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios