Provincia

El PSOE reclama la Alcaldía de La Isla tras la ruptura del pacto

  • "Si tuviéramos las firmas necesarias para presentar una moción de censura, ya lo habríamos hecho", dice Cabaña. Los socialistas convocarán un pleno extraordinario

Comentarios 2

La ruptura del Bipartito ha llevado al PSOE, la fuerza más votada en las elecciones municipales de 2007, a reclamar la Alcaldía de San Fernando ante la delicada situación política que se presenta con el Gobierno en minoría del PA de Manuel de Bernardo y, sobre todo, ante las consecuencias del robo millonario perpetrado en la caja municipal, que ha puesto en entredicho la gestión económica desarrollada durante los últimos años, como apunta el polémico informe de la Cámara de Cuentas.

No habrá moción de censura puesto que los socialistas, con nueve concejales, carecen de la mayoría de firmas necesarias para poder presentarla, que sería de trece. Y evidentemente, el otro grupo municipal, el PP, no va a secundar una propuesta de semejante índole para colocar en la Alcaldía isleña al PSOE. Por ello, cualquier tentativa en este sentido sería siempre una maniobra política para poner en evidencia a los populares tras la ruptura del Bipartito. Por eso ayer, su portavoz, Fernando López Gil, arropado por el secretario provincial del partido, Francisco González Cabaña, se limitó a exigir la dimisión de De Bernardo y a reclamar para el PSOE la Alcaldía. Eso sí, el PSOE seguirá su estrategia.

"El Gobierno municipal se fundamentaba en un pacto suscrito entre el PA y el PP, un pacto que ya no existe y que deja a De Bernardo con un Gobierno en minoría -afirmó López Gil-. Por eso creemos que es una obligación del PSOE reclamar la dimisión del alcalde. Es al Partido Socialista, que tiene más concejales, que fue la fuerza política más votada en 2007, al que le corresponde seguir gobernando esta ciudad".

Cierto es que los socialistas cuentan ahora con mayoría en casi todas las comisiones municipales y su apoyo será clave para que los andalucistas puedan sacar adelante cualquier iniciativa durante el año que resta de mandato. "Siempre hemos hecho una política responsable y hemos sido respetuosos con los grandes proyectos de ciudad y lo vamos a seguir siendo, gobierne quien gobierne", apuntó López.

"Si pudiéramos, si tuviéramos las trece firmas necesarias para presentar la moción de censura ya lo habríamos hecho, de eso no cabe la mejor duda", dijo Cabaña. Descartada queda también la posibilidad de plantear una cuestión de confianza -iniciativa que corresponde exclusivamente al alcalde, pero que el PSOE podría proponer- de la que también se había hablado en los últimos días.

Sin embargo, los socialistas no quieren tirar la toalla y, sobre todo, buscan fórmulas, alternativas, para "dejar en evidencia las responsabilidades", según sus propias palabras. "Porque el PP es responsable político de la ruptura del pacto y de la lamentable situación en la que deja la ciudad", dijo ayer el secretario provincial de la formación. Y el propósito del PSOE es "no dejar que escape de rositas". Por ello, una de esas "fórmulas" en las que trabaja el PSOE -y que concretará a finales de la semana- pasa por solicitar una convocatoria extraordinaria del Pleno para que la Corporación Municipal se pronuncie acerca de si el alcalde cuenta con un apoyo mayoritario para continuar al frente de la gestión del Ayuntamiento durante el último año del mandato. La decisión, en todo caso, no sería vinculante. Lo único vinculante en este sentido es la moción de censura, pero sí obligaría al PP a pronunciarse al respecto y, por otro lado, presionaría moralmente a De Bernardo para que dimitiera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios