Provincia

Halladas deficiencias graves en un 2% de los restaurantes y bares inspeccionados en 2017

  • Garantizada la seguridad alimentaria en el 95% de los establecimientos, destaca la Junta

Fidel Astudillo (i) y Juan Luis Belizón, ayer en Cádiz. Fidel Astudillo (i) y Juan Luis Belizón, ayer en Cádiz.

Fidel Astudillo (i) y Juan Luis Belizón, ayer en Cádiz. / d.c.

En los últimos años se ha detectado un incremento del número de alertas por intoxicaciones debidas al consumo de atún con altos niveles de histaminas, dijo ayer en Cádiz en presidente del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Veterinarios, Fidel Astudillo. No obstante, "la ciudadanía puede estar tranquila" en la provincia de Cádiz, anotó el delegado del Gobierno andaluz, Juan Luis Belizón: una inspección realizada el año pasado, explicó, mostró que el 95% de los establecimientos están en condiciones de garantizar la seguridad alimentaria a sus clientes. "Sólo hubo deficiencias graves en un 2% de los casos", señaló.

Belizón y Astudillo aportaron esos datos durante la presentación a la prensa del II Congreso Andaluz de Salud Pública Veterinaria, que se celebrará en Cádiz los próximos días 24 y 25 y que estará centrado en la seguridad alimentaria y el fraude del atún.

Además del aumento de casos de altos niveles de histaminas en el atún, comentó Fidel Astudillo, se ha detectado un incremento del fraude con el atún congelado: se le añaden aditivos tanto autorizados como no autorizados para hacerlo pasar por fresco.

El congreso, explicó el presidente andaluz de los veterinarios, "tendrá como ejes principales a la mar y sus productos, y como protagonista, al atún, siempre en el punto de mira de la actualidad, no sólo como fuente de fuente de salud sino también como reto de seguridad alimentaria y como objeto de fraude".

Sólo el atún rojo que llegó a las lonjas de Cádiz en 2017, donde trabajan en labores de inspección y seguridad alimentaria muchos veterinarios, supuso un valor de 2,5 millones de euros con la captura de 266.000 kilos, dijo Astudillo.

"Aunque el riesgo cero no existe, podemos certificar que la ciudadanía puede estar tranquila porque las cosas se están haciendo bien, y nuestros controles así lo certifican", afirmó Juan Luis Belizón. En Cádiz, agregó, "existen buenas prácticas veterinarias y ganaderas, ya que el Plan de Investigación de residuos en alimentos de origen animal de Andalucía (PNIR) certifica que de las muestras de alimentos estudiadas en 2017 en la provincia ninguna contenía contaminantes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios