Desabastecimiento farmacéutico Asociación Defensor del Paciente: "Se está jugando con la salud de las personas"

“Se está jugando con la salud y la vida de las personas y los poderes públicos tienen que intervenir y decirles a las farmacéuticas que con la sanidad no se juega, pues están faltando primeras marcas de medicamentos, y en algunos casos, es grave”, dice contundente Carmen Flores, presidenta de la Asociación El Defensor del Paciente. Desde Madrid, arremete duramente contra el desabastecimiento que actualmente merodea las farmacias de todo el país en términos generales, y particularmente contra la fórmula usada por la Junta de Andalucía de subasta pública –que va por la tercera edición– que ha derivado en que un 86 por ciento de producción de medicamentos esté en manos de farmacéuticas de fuera de España y Europa, de Asia concretamente.

Por este motivo desde esta asociación han enviado un comunicado a la ministra de Sanidad “a través de un escrito en presidencia de Gobierno” denunciando esta situación y han lanzado un comunicado contra la praxis de la Junta de Andalucía en esta materia. El escrito recoge que la subasta incluye 288 principios activos diferentes con 5.325 marcas o denominaciones comerciales distintas, en una convocatoria a la que no concurrió ninguno de los grandes laboratorios de genéricos (Cinfa, Teva, Normon, Satada, Mylan, etc.) y en la que se seleccionaron varias empresas de India y Bangladesh, aparte de una eslovena y otra sueca, y a varias empresas españolas con poco peso en el sector, según afirman.

“Las pretensiones de las farmacéuticas es que no haya genéricos, que es lo que en Andalucía y en otras comunidades dan como primera opción”, opina Carmen Flores, “pero no son iguales, pueden decir que el principio activo es igual pero luego la composición es completamente diferente y yo soy partidaria de que el medicamento sea exactamente igual”. Para la presidenta de la Asociación El Defensor del Paciente “hay que valorar el beneficio del paciente y no el ahorro económico, pues es lo que hacen con estas empresas de China e India, que no se consideran las mejores sino las más baratas y que, además, desabastecen a las farmacias un día sí y el otro también”.

Desde esta asociación se muestran completamente contrarios al sistema de subastas y así lo argumentan en el comunicado lanzado, donde añaden que “ninguno de los laboratorios seleccionados de fuera presentan instalaciones productivas en España, con una aportación nula del PIB”, mientras que los que generan riqueza aquí “porque pagan sus impuestos no suministran medicamentos en esta subasta”. A esto se suma, según esta asociación, que “a los farmacéuticos andaluces se les da otro palo porque bajan los precios y se les deja sin capacidad de gestionar su negocio, buscando el mejor proveedor para él y sus usuarios”.Una situación que denuncian los propios farmacéuticos “que vienen dando la voz de alarma desde el año 2012”, puntualiza Carmen Flores.

Para El Defensor del Paciente este sistema perjudica “gravemente a la industria farmacéutica y al colectivo, impulsa un entramado industrial asiático a bajo precio y de baja calidad y crea un nuevo modelo productivo basado en compañías sin empleados, sin oficinas y sin fábricas en España”.

Por su parte, María Jesús Villalpando, que es la abogada de esta asociación del área geográfica de Andalucía Occidental, informa que de este caso concreto de desabastecimiento “en el que hay muchos intereses creados” no han llevado nada a la Fiscalía, pero “sí que hemos trasladado otros temas vinculados a la incidencia que tienen los laboratorios en determinadas tomas de decisión”. Además, se muestra crítica con el hecho de que no trascienda a la luz pública las decisiones de la Agencia Española del Medicamento, que es quien aboga por el uso prudente de los medicamentos y gestiona la entrada o no de los mismos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios