Provincia

Cae una red que escondía la droga bajo el mar y la rescataba con buzos

Droga oculta bajo el agua. Droga oculta bajo el agua.

Droga oculta bajo el agua. / e. s.

La Guardia Civil informó ayer de la detención de 15 personas en el marco de la Operación Knight, pertenecientes a una organización criminal dedicada a la introducción en territorio nacional de grandes cantidades de hachís. Esta investigación se saldó con la incautación de 8.936 kilos de hachís que tenían ocultos en fondeos en el mar o en zulos y trasteros.

Los cabecillas de la organización residían en la provincia almeriense, si bien actuaban en la zona del Estrecho de Gibraltar y Algeciras. La organización tenía parte de su logística e introducían la droga por Cádiz y Almería, aunque los arrestados realizaban su actividad por todo el arco del mediterráneo hasta Alicante.

Este grupo criminal estaba jerarquizado con 4 cabecillas vecinos de Almería. Cada uno de sus componentes tenía una función específica en las cuales se habían especializado. Contaban con buzos expertos, encargados de manejar los alijos de hachís una vez fondeados en el agua.

Esta organización se dedicaba al tráfico de hachís haciendo uso de embarcaciones neumáticas de 14 metros de eslora, conocidas como gomas, con las cuales una vez cargadas de hachís se dirigían a las costas almerienses. Al llegar al punto indicado, arrojaban la mercancía al fondo marino, lastrada para su posterior recuperación, tomando las coordenadas correspondientes con GPS, y dejándola ahí "descansar".

Posteriormente, tras comprobar que la Guardia Civil no había localizado ese fondeo, es cuando los buzos especializados entraban en juego, recuperando el fondeo con un globo elevador hidrostático, que puede elevar a la superficie hasta 2.000 kilos. Este artilugio lo ataban a una embarcación recreativa e incluso un pesquero, para trasladarlo bajo el agua hasta la costa para su posterior extracción. Una vez descargado ocultaban el estupefaciente en zulos o trasteros distribuidos en las localidades de Adra, Balanegra y El Ejido.

La operación Knight se cerró con la detención de doce personas y la incautación de las gomas en una nave industrial de Almería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios