Provincia

Alfonso Guerra: "Hicimos lo que necesitaban España y los españoles"

  • El ex vicepresidente del Gobierno resalta la etapa de la transición y la importancia de la Constitución de 1978

El conferenciante a su entrada al Centro del Vino y la Sal de Chiclana. El conferenciante a su entrada al Centro del Vino y la Sal de Chiclana.

El conferenciante a su entrada al Centro del Vino y la Sal de Chiclana. / Sonia Ramos

Comentarios 2

"Casi 40 años de Constitución en España es una barbaridad, es algo excepcional", afirmaba ayer el ex vicepresidente del Gobierno y ya retirado de la política activa, Alfonso Guerra, al comparar las bondades y la elaboración de la Carta Magna de 1978 con los vaivenes de las anteriores Constituciones que rigieron en el país.

Guerra dio una lección magistral con su conferencia bajo el título La elaboración de la Constitución y su reforma que pronunció ante una concurrida asistencia de cargos políticos y público en general que dejaron pequeño el salón del Centro de Interpretación del Vino y la Sal de Chiclana.

El político sevillano incidió en que la Constitución del 78 "no era de un partido contra otro. De hecho, desde entonces hay alternancia entre partidos para gobernar. Nuestro texto ha supuesto pasar página a casi dos siglos de enfrentamientos", destacó.

En este sentido, quiso resaltar la palabra consenso: "eso significa hacer un listado de las renuncias que tuvo que hacer cada una de las partes" en la elaboración de la Carta Magna, "se trata de un catálogo de renuncias", recalcó. Habló de las dificultades para elaborar el texto constitucional en una época de transición en la que había que cortar con el régimen anterior. "Hicimos lo que necesitaba España y los españoles", apostilló, añadiendo que "ahora hay políticos que desprestigian la transición. Esto demuestra una enorme irresponsabilidad".

Es más, recordó el apoyo a la Constitución del 78, que fue respaldada por una amplia mayoría en el Congreso de los Diputados y, sobre todo, en el referéndum para su aprobación, ya que obtuvo el visto bueno de todas las regiones del país "incluida Cataluña".

Por otro lado, no se opuso a la reforma de la Constitución "pero lo que hay que saber es para qué". Al respecto, retomó de nuevo el concepto de consenso. "No se puede imponer los criterios minoritarios", expresó. En esta cuestión, Guerra señaló que algunos políticos dicen que no se puede tocar la Carta Magna y otros lo contrario, aunque desde su punto de vista hay razones para que se lleven a cabo algunas reformas, "pero no las que argumentan algunos".

Puso varios ejemplos, entre ellos el de la reforma electoral que la comparó como el fútbol: "En este asunto todo el mundo es entrenador, pero la mayoría no tiene ni idea. Todo el mundo le echa la culpa al señor d'Hondt que creó el sistema, pero no es verdad", reseñó.

La conferencia, organizada por el Ateneo de Chiclana, se extendió durante más de hora y media, pero para la mayoría del público resultó corta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios