Un rollazo

También podríamos envolver en papel higiénico el nuevo estadio Carranza, las puertas de Tierra o meterlos en tomate

Ayer escuché atentamente las palabras del presidente del Gobierno y ni rozó el tema y ni si quiera el representante de la Oposición, lo citó entre sus preocupaciones. Se habla del confinamiento, del futuro de la economía, del futuro del virus...pero nadie habla del problema del papel higiénico. ¿Que vamos a hacer con tanto papel del culo, como le llamamos en la intimidad, que hay acumulado en las casas de los españoles?

El Gobierno no ha hablado de ninguna medida que incentive ir al cuarto de baño, que sería la mejor manera de terminar con el excedente que hay en las casas, la mayoría, además, de doble capa, que es el papel higiénico que está más de moda. Nos podriamos confinar otros quince días pero en los cuartos de baño, hasta terminar con las existencias y alimentarnos a base de kiwis...que siempre han sido muy buenos para lo que es la evacuación.

Nadie sabe porqué razón todos nos lanzamos a las tiendas a comprar papel higiénico. No sabemos si era algo psicológico...porque pensamos que la situación es "pa cagarse" o porque nos habíamos equivocado y en vez de atacarnos el Coronavirus nos atacaba el "debaretavirus".

Lo cierto es que habrá que tomarse la cosa en serio y pensar que vamos a hacer con tanto papel higiénico que tenemos en casa. Todo el mundo homenajea en sus balcones a los sanitarios, a los policías...pero yo creo que habría también que dedicarle algo al perrito de Scotex, porque es otro gran protagonista de la crisis.

Mi compañera Angeles Peiteado, que es muy imaginativa propone ya como alternativa a la situación un concurso de disfraces de momia, que ha sido siempre un disfraz recurrente en el Carnaval de Cádiz, cuando aún no se compraba la gente los disfraces de batman en las tiendas de los chinos. Se le podría poner el título de "Memorial El Elefante" recordando a aquel mítico papel del culo con un color tan sugerente. Se me ocurre también, cuando todo esto termine y podamos salir a la calle, hacer una gran mocada popular en la plaza de San Antonio donde todos vayamos con dos o tres rollos, a ser posible de doble capa o esos de "sensación suave" que tanto me gustan y nos estemos sonando los mocos durante cuatro horas y cuarto.

También podríamos envolver con papel higiénico el nuevo Estadio Carranza, las Puertas de Tierra o el puente de La Pepa o incluso meterlos en tomate...que es también algo de muy de Cadi cuando te sobra algo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios