TRÓFEA es una palabra húngara que significa Trofeo. Si alteramos el orden de las letras de esta palabra T-R-O-F-E-A, se construiría la palabra O-F-E-R-T-A, y quizás sea ésta una idea para analizar.

Cualquier partido de fútbol supone la oferta de ver a dos equipos en un partido. Un 2 en 1. De no ser así ya no sería un partido de fútbol, sino que se trataría de un entrenamiento de un solo equipo.

Este año con una entrada del Trofeo Ramón de Carranza se ven a tres equipos. Se ha llamado 3 en 1.

Es una oferta curiosa, como también lo es la curiosidad de recordar que en el año 1894 fue George Cole quien inventó la fórmula del famoso aceite lubricante 3 en 1. Lo llamó así porque reunía tres características relacionadas con el cuidado y mantenimiento general de las bicicletas: lubricante, limpiador e inhibidor de la oxidación, y esa es la verdadera oferta que esperamos los aficionados sobre la política del club para esta temporada.

Por un lado una política lubricante para la relación con la afición. Podría haberse establecido la fórmula, por ejemplo, de que los abonados tuvieran entradas gratuitas para el Trofeo Carranza. También los jugadores canteranos y al familiar que les acompañe, o precios especiales para desempleados y otros colectivos por determinar.

Que la política del club sea limpia no va en el sentido de quitar la suciedad, sino de eliminar lo que afea o ensucia, y esos son los malos resultados de los partidos.

Pero sobre todo, eliminar la oxidación, porque el tiempo no pasa en balde, y hay que dotar al Cádiz con la fuerza de la juventud. Un equipo fuerte y joven, porque como decía Javier Ruibal: "ni 100, ni 1500 ni 2000, el Cádiz puede presumir de ser un club trimilenario".

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios