Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

Quieto parao

El equipo de gobierno lleva un año y medio haciendo un mannequin challenge en el despacho de la alcaldía

De los EEUU nos llega una nueva moda: hacerse un vídeo con todo el mundo congelado, como si se hubieran petrificado. Lo han hecho muchas famosas en el gimnasio (como se dice ahora: "en el gym") y muchos futbolistas en el vestuario, desde las estrellas a los últimos pibes. Todo el grupo como si fuera una película en la que el tiempo se ha detenido. Tengo para mí que el alcalde y el Equipo de Gobierno están haciendo un mannequin challenge en el despacho de la alcaldía. De hecho es como si llevaran así un año y medio: todos parados casi como un gesto, como si tuvieran pánico a gestionar la vida y el futuro de la ciudad, aunque no es descartable la ineptitud. José María González con el brazo extendido y la vena del cuello hinchada como si estuviera haciendo un contralto, Barcia aturdido como si no reconociese la plaza de San Juan de Dios ya que pensaba que era la de Lavapiés, Alba del Campo con una factura de la luz en la mano, David Navarro procediendo por vía ejecutiva contra un moroso de la hacienda municipal como en su época de funcionata, Lolo Bouza en el momento de darle una racha a Carlos Díaz, María Romay con la pancarta en la mano como si estuviese reventando un claustro de la universidad, Ana Camelo con el megáfono reivindicando para las trabajadoras de LIMASA, Martín Vila con un folleto turístico como si siguiese de asesor de la Consejería del ramo, Eva Tubío con la lista de adjudicatarios de las viviendas del Matadero, el Cherra como si estuviera en Marinaleda dándole una charla a los que recogen espárragos, Eva Acedo preguntando por la familia política en Sufi Cointer, un curso entero de empedoramiento placentero y así sucesivamente. Todos quietos, todos paraos. Como la ciudad. El tiempo pasa y nos vamos haciendo viejos, los expedientes administrativos se acumulan. Como se cargaron a todos los directores de área la administración municipal tiene más humedad que el sobaco de una rana, que diría el Comandante Lara. Lo mismo se les pasan los plazos para comprar mantas, para poner bombillas, para entregar la EDUSI, para enajenar el hotel del Estadio, para subastar el Campo de las Balas, para el transporte escolar o para cualquier otra cosa. Quieto parao. A la espera de si llega un hotel, una facultad, un mercado gastronómico, una parada de autobús, un carril bici, una clínica, un nuevo hospital, una ciudad de la justicia, un albergue juvenil, una planta de energías renovables en la Zona Franca. Mannequin challenge con Cádiz.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios