Crónica de San Juan de Dios

Melchor Mateo

mmateo@diariodecadiz.com

Pacheco sale de la carrera a la Alcaldía de Cádiz

El subdelegado del Gobierno no ha dado el paso adelante y coge con el pie cambiado al PSOE

El subdelegado del Gobierno, José Pacheco.

El subdelegado del Gobierno, José Pacheco. / Julio González

Si había una cosa que se daba por hecho de cara a las próximas elecciones municipales de 2023 es el que el actual subdelegado del Gobierno, José Pacheco, iba a ser el candidato del PSOE. Era un hecho que nadie dudaba desde hace muchos meses. El problema es que es algo que había sido más dado por hecho por todo el entorno que por él mismo, que nunca había dicho el “sí quiero”.

Los socialistas han vivido algunos momentos convulsos desde las municipales de 2019, cuando el que fuera candidato Fran González decidió no recibir el acta de concejal. En ese momento, el grupo quedó en manos de Mara Rodríguez mientras que González siguió al frente del partido.

Sin embargo, las fricciones salieron a relucir pronto hasta que en el pasado mes de enero, unos días antes de que hubiera asamblea local en el PSOE para elegir al sustituto de Fran González, Mara Rodríguez decidió ir por la táctica de la tierra quemada y dimitió como concejal, acción en la que le acompañaron Rosa de la Flor y Francisco Javier Ramírez.

Eso se produjo en un momento en el que la línea oficialista del PSOE ya tenía un camino trazado en el que el hasta ahora secretario de Organización y diputado en e Congreso, José Ramón Ortega, se quedaba al frente del PSOE local y José Pacheco podría ser el candidato a la Alcaldía.

Sin embargo, el subdelegado siempre había tenido sus reticencias a dar ese paso por lo que desde el partido y desde su entorno se esperaba que con el paso del tiempo fuera cambiando de idea, pero esa situación no se ha producido hasta que el “no” ya es definitivo.

José Pacheco es un hombre que ha tratado de tener un perfil bajo al frente de la Subdelegación, donde ha tratado de ser muy racional en todas sus comparecencias, todo lo contrario que, por ejemplo, uno de sus antecesores, el popular Javier de Torre.

En los últimos meses se produjo el asunto de la tanqueta en las movilizaciones del metal que iba a suponer un punto de ataque contra el subdelegado. De hecho, desde el equipo de Gobierno de Adelante Cádiz, ya entonces se empezó a ver como un rival en las elecciones de 2023 y se cargaron las tintas contra él por este tema.

Con un camino que estaba trazado, el partido se ha encontrado que no había tampoco un plan B diseñado.El ya secretario general José Ramón Ortega dijo nada más tomar posesión de su cargo que no se descartaba la opción de encontrar a un candidato independiente, algo de lo que se ha venido hablando en distintos comicios pero que realmente nunca ha llegado a cristalizar. Esta declaración de Ortega respondía más a un intento para quitarle presión a José Pacheco que realmente al convencimiento de que se pueda encontrar a un mirlo blanco.

El candidato independiente puede ser una buena opción en el caso de que sea una persona muy conocida y con cierto tirón entre la ciudadanía. El problema estriba en que hay muy poca gente que esté decidida a dar el paso y a dejar una vida sin una exposición pública como la que genera dar el salto a la política.

El PSOE ha intentado en alguna ocasión acercarse a algún independiente pero la respuesta siempre ha sido negativa. No sólo es dar el salto sino que la aventura puede salir mal y que al final tenga que pasar cuatro años pasando frío en la oposición.

A día de hoy la alternativa pasa por el que está liderando el papel del PSOE en el Ayuntamiento de Cádiz, es decir, Óscar Torres, un hombre que siempre había jugado papeles en la segunda línea y que, tras la dimisión de Mara Rodríguez, ha pasado a ser la voz de este partido a nivel municipal. Pero una cosa es que tras descartarse la opción de Pacheco se siga la línea sucesoria y otra es que quiera ponerse la corona.

Torres está llevando a cabo una oposición en la que está sirviendo de apoyo al equipo de Gobierno en temas tan trascendentales como los presupuestos municipales del Ayuntamiento y ha tratado de distanciarse del resto del arco de la oposición.

Y en la recámara estaría el propio José Ramón Ortega, que siempre ha sido un hombre que está acostumbrado más a trabajar en la fontanería de los partidos, haciendo una labor oscura pese a que ahora se ha convertido en el secretario local del partido.

Esta semana ha sido también la del “yo estoy aquí” de Juancho Ortiz cuando mostró sus ganas para repetir como candidato del Partido Popular y este periódico publicó que el ex gran hermano Ismael Beiro comparecería por Andalucía por Sí.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios