Cultura

Las obras de consolidación del Teatro Romano se paralizan una vez más

  • Fuentes cercanas a la empresa afirman que han cesado hasta nuevo aviso por "falta de presupuesto" En Delegación de Cultura afirman no tener constancia de esta parada

Comentarios 8

El Teatro Romano no ve la luz al final del largo túnel. Una vez más, la actividad se paraliza en este preciado yacimiento arqueológico, prolongando el estado de obras permanente en el que se halla sumido el monumento desde abril de 2010.

Fuentes muy cercanas a la obra aseguran que han paralizado el trabajo "hasta nueva orden", al parecer, por "nuevo impago de la Junta de Andalucía", que "acumula una deuda respecto a trabajos ya realizados" por la empresa adjudicataria, Fonsan.

Desde la Delegación Provincial de Cultura afirman que no les consta la paralización de las obras, tan sólo que han existido reuniones entre la empresa adjudicataria y los representantes de la Dirección General de Bienes Culturales, que parece gestionar directamente desde Sevilla la obra del teatro gaditano. Si bien, el mismo viernes confirmaban que los trabajos continuaban con normalidad, mientras insistían en la "complejidad y delicadeza de una obra que avanza lentamente según el criterio de los técnicos".

Ayer mismo se dejaba ver en las instalaciones del propio yacimiento a un grupo de técnicos que inspeccionaban el terreno y el estado de las obras, según los propios vecinos del barrio y de las fincas colindantes.

Asimismo, algunos comerciantes del Pópulo han señalado que hace días que no se observa actividad alguna en la zona, salvo la visita aislada de algún operario, y que tampoco han visto a los trabajadores por los aledaños, como acostumbran cuando están a pleno rendimiento.

No es la primera vez que la empresa adjudicataria de las obras de consolidación de las medianeras de los edificios que colindan el Teatro Romano se ha retirado del lugar de trabajo, al no recibir los pagos acordados con la administración autonómica por agotamiento presupuestario. Si bien, desde la entidad con sede en Sevilla tampoco se han querido pronunciar al respecto.

En otras ocasiones se ha insistido en que la falta de trabajadores en el terreno obedece a cuestiones meteorológicas o bien técnicas, como ocurrió hace unos meses cuando desde Cultura señalaban que estaban trabajando en la confección de los perfiles metálicos de los arcos en los propios talleres.

Lo cierto es que en noviembre de 2012 la Consejería de Cultura anunció una nueva partida presupuestaria de 102 mil euros para la continuación de las obras y los trabajos arqueológicos. Dato que reafirmó a finales de julio la delegada de Cultura, Cristina Saucedo, que fijó incluso la fecha para la reapertura del teatro a finales de este año. Además, desde la misma Delegación Provincial de Cultura decían a este medio hace unos días que la Dirección General de Bienes Culturales "está trabajando en el Plan Director para decidir la futura puesta en valor del conjunto una vez finalicen las obras de consolidación". Con estas palabras hacían referencia tanto al yacimiento arqueológico en sí, como al propio centro, cuyo destino parece ligado al fin de las obras. La delegada de Cultura también anunció ese mismo día que la partida para la musealización del centro asciende a 130.000 euros, mucho menor a los 394.349 euros con que fue adjudicada a una primera entidad en diciembre de 2010.

Por tanto, ahora que las obras de consolidación parecen sufrir una nueva parada, se desconoce cuándo abrirá por fin sus rejas el monumento, cuyo cierre ha provocado las críticas de numerosos expertos, arqueólogos, vecinos y comerciantes del barrio, que ven pasar los meses y los años sin uno de los mayores atractivos turísticos del Pópulo y de la ciudad. Y es que el Teatro que Balbo mandó a construir es nada menos que el más antiguo de Hispania y el segundo más grande en extensión.

Esta nueva parada de las obras -que echaron a rodar en abril de 2010- se suma a la que tuvo lugar en octubre de 2011 por agotamiento presupuestario. En diciembre de ese mismo año se reanudaron, pero ya en marzo de 2012 volvió a apreciarse falta de actividad en la zona. A finales de este mismo año comenzaron los anuncios reiterados del inicio de estos trabajos, que se produjo finalmente en mayo de 2013, momento en que ya se podían ver los recién construidos arcos de descarga sobre el terreno.

Con este nuevo varapalo se aleja en el horizonte la fecha de apertura del monumento. No obstante, no se descarta que en los próximos días vuelva a retomar la actividad que mantenga viva la esperanza de ver algún día abierta las puertas del sufrido Teatro.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios