Festival de Música Española de Cádiz | Concierto en el Teatro del Títere

Nolasco: “Mi carrera no está en manos de nadie, está en las mías propias”

  • El artista sevillano protagoniza mañana un concierto en el Teatro del Títere La Tía Norica con un amplio plantel de artistas invitados

  • La comparsa 'El perro andalú', Andy & Lucas, el cantaor Manuel Gago y Musho Gitano le acompañan en la cita

El artista sevillano Nolasco, durante la entrevista en el restaurante La Abuela Elfrides. El artista sevillano Nolasco, durante la entrevista en el restaurante La Abuela Elfrides.

El artista sevillano Nolasco, durante la entrevista en el restaurante La Abuela Elfrides. / Lourdes de Vicente

Comentarios 1

Con su último disco, inspirado en La divina comedia de Dante, el intérprete y compositor Nolasco partió de los infiernos para emprender un viaje hasta el mismo paraíso. Un periplo “imprescindible”, “crucial”, por las oscuridades y luces que escondemos tras esta carcasa de carnes y huesos, para lograr averiguar “quiénes somos” y “qué somos capaces de hacer”, dice el artista sevillano que después de casi 13 años (su número mágico) caminando “de forma independiente” en la música sabe “algo” de senderos “dificultosos” y de lo que cuesta “ser libre”. “Pero mi carrera no está en manos de nadie, está en las mías propias”, se congratula, con la sonrisa llena y los pies prestos para continuar la senda, el músico que mañana tocará en Cádiz.

Una parada “siempre especial” para Nolasco, “y en esta ocasión, con la que hemos formado, mucho más”, asegura. Así, Fuego en el cielo, el título de su último trabajo (mayo de 2017) se materializará en el Teatro del Títere La Tía Norica (“con el lujo que supone cantar sobre un yacimiento arqueológico”, apostilla) con la ayuda de una serie de artistas invitados que le proporciona al espectáculos “nuevos colores y nuevas sonoridades”.

La comparsa de Antonio Martínez Ares ‘El perro andalú’, el dúo Andy & Lucas, el cantaor Manuel Gago y Musho Gitano colaboran con el compositor que estará arropado por su banda habitual formada por Pedro María Peña (dirección musical y guitarra flamenca), Paco Macías (acústica y eléctrica), Lito Mánez (batería y percusión) y Mangu Díaz (bajo y sintetizadores analógicos). Un gran plantel de músicos, junto con el propio Pedro Nolasco, con los que el músico pintará ese “ambiente sonoro de misterio” que viaja desde lo “oscuro y profundo” hasta “lo más luminoso”, representando “la dualidad del ser humano” que es el hilo conductor de este trabajo, en palabras de Nolasco que atiende a este medio entre las delicias del restaurante La Abuela Elfrides.

Un disco con el que el artista no puede estar “más satisfecho”. “En los últimos años mido el éxito de cada trabajo en función de los conciertos que me ha dado y, en ese sentido, este disco está siendo inmejorable”, asegura el sevillano que para cuando cierre gira, el 12 de enero de 2019 en la Sala Copérnico de Madrid, llevará en su cuerpo 110 actuaciones “y en lugares muy dispares: salas, teatros, en un barco, en la cárcel de Huelva hará algo más de un mes...”, enumera algunos de los bolos que “siendo tan distintos entre sí” han contribuido “a que los temas crezcan y fluyan de manera diferente”, valora.

De hecho, tan implicado está en “estas nuevas ventanas” que le ha abierto Fuego en el cielo, como la difusión de su música a mercados internacionales, que en su próximo trabajo, “que estamos ya por meterle mano dentro de muy poquito”, avanza, seguirá explorando “este camino musical”. Un sonido con el que se siente “muy identificado” ya que huye “un poco” de “lo más comercial” y se torna “un poco más oscuro, pero en el sentido de profundo”. “Y es algo que no me pesa –reflexiona– porque siempre he sido consecuente con mis momentos y no me he intentado adaptar nunca ni al mercado ni a la corriente de moda, porque lo importante es seguir tu instinto”.

Ese latido lo lleva ahora a huir “de los leitmotiv tradicionales”, de maridar “la electrónica con el naylon”, “las pedaleras y sintetizadores” y “a viajar”. Viajar con su música es lo que le apetece, y el mercado árabe le está dando esa oportunidad, en Marruecos, por ejemplo, o en Qatar donde la emisora de radio y televisión Sout al Khaleej le pidió la composición de su sintonía junto al artista Ahmed Chawki.

“Merece la pena expandir mi música, contaminar y contaminarme, y más viendo que el mercado español se está convirtiendo en un coto privado”, argumenta Nolasco “acostumbrado” a sentirse “en esta batalla” por el mercado con las multinacionales “como David contra Goliat”. “Teniendo una compañía independiente ya sabemos cómo camina el mercado español y el desprecio que te hacen algunas veces, porque no es sólo que las multinacionales se quieran imponer a los pequeños es que, además, te pisan, pero ya me he acostumbrado a ese lucha, digamos que esa marcha me va porque es algo satisfactorio saber que eres culpable de todo lo que pasa en tu carrera”.

Una trayectoria que cumplirá 13 años en 2019 y que Nolasco celebrará. “Yo nací un viernes 13 de madrugada y además es un número que siempre me ha acompañado en mi camino, así que en mi próximo disco un guiño a eso, a Las cosas más pequeñitas y a aquel Como te de la gana”, adelanta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios