Cultura

Gómez de Villaboa, estética y compromiso

  • El fotógrafo roteño inaugura hoy una retrospectiva en el Castillo de Luna de su ciudad Es la primera exposición en solitario en España del artista residente en Londres

En ambientes circenses y de cabaret, en imágenes, a veces, barrocas, a veces renacentistas, Gómez de Villaboa consigue sacar toda la inocencia, todo lo que tienen de luminosos, personajes que, en una lectura reduccionista, podrían resultar sórdidos. Los nóctambulos, las criaturas de la noche, se maridan con la iconografía de distintas religiones, con las composiciones de obras de arte fácilmente reconocibles hasta para un público lego en la materia, con los símbolos de un país, y de todos los países, rompiendo todos los límites: geográficos, de género y de etiqueta, con la intención de comprometerse y comprometer al espectador, enfundando en un cuidado envoltorio estético una denuncia, no en pocas ocasiones, política y, siempre, contra los encorsetamientos sexuales. Así es el universo artístico de Francisco Gómez de Villaboa, un valor emergente de nuestra provincia que hoy inaugura una retrospectiva de su obra más personal en el Castillo de Luna de su ciudad natal, Rota. Una cita "muy especial y muy emocionante" para el fotógrafo residente en Londres que expone por primera vez en solitario en España.

"Es algo muy importante para mí porque, aunque ya he participado en alguna colectiva, como, recientemente en la de los premios Desencaja en el Museo Arqueológico de Almería, exponer en solitario por aquí es toda una alegría, y ojalá se repita en más ocasiones", explica el finalista de los premios otorgados por la Junta de Andalucía cuyos trabajos se han podido contemplar en diversas galerías de ciudades como Londres, Nueva York y Berlín, entre otras.

De hecho, esta muestra, enmarcada en la programación del Verano Cultural organizada por el Ayuntamiento de Rota, reúne las obras más paradigmáticas de este artista que se gana la vida como fotógrafo de moda en la capital inglesa. "Sí, vivo gracias a mis trabajos en ese sector y no me puedo quejar. Soy autónomo pero ahora estoy trabajando para el College of Style y hacemos muchas cosas buenas", se congratula el joven roteño que, tras varios años trabajando como diseñador gráfico en Diario de Cádiz, se instaló en Londres a finales de 2009 donde "durante los dos primeros años" combinó "trabajos eventuales" con el estudio en "varios cursos de fotografía especializados", recuerda.

Pero, aunque las pasarelas de moda de Londres y Nueva York han sido campo para sus trabajos, valorados en revistas como Vogue Italia, Gómez de Villaboa se siente "más lleno y más satisfecho" con su obra artística. "Ahora, además estoy muy emocionado porque estoy con el colectivo Uncertain States, donde están fotógrafos de la altura de Tom Hunter, David George, Julie Cockburn y Spencer Rowell, entre otros, y estamos haciendo muchas cosas, de hecho nos vamos a la próxima Bienal de Brighton", adelanta.

Pero antes, hoy en Rota, y hasta el día 15, los gaditanos tendrán la oportundidad de disfrutar del gusto y la irreverencia del artista con obras como las que componen su serie Sexo en Nueva York, "nada que ver con la serie televisiva", ríe. "Es más bien una reflexión sobre el tipo de vida que se respiraba en Nueva York, sobre lo que no se ve. Mis modelos fueron trabajadores del sexo, artistas, cantantes... Especialmente me impactó un chico que era actor porno, hooker y que contrajo el VIH a través de su última pareja. Este chico se prostitúa también para poder pagarse los retrovirales, cuya precio en Estados Unidos asciende a unos 2.500 dólares mensuales... También otros modelos me contaron lo complicado que es pagar la Universidad, la Sanidad... Por eso te digo, es también una reflexión sobre todos eso que no se ve del sistema capitalista", explica el artista que también exhibirá otras obras tan impactantes como Liberty's Resurgence, donde la Libertad guiando al pueblo es una travesti con una bandera española republicana, Felipe II, el imprudente, algunas fotos de la serie Xpress Yourself o el trabajo con la modelo roteña Bárbara Gomiz para Elegant Magazine.

Además, el fotógrafo mostrará una serie de imágenes en telas "muy especiales". "Son fotografías que he revelado en sedas. Han sido fruto de un proceso de experimentación que fue divertido pero complicado. Lo hacía en la bañera de casa y durante la noche, para que no se me velaran", cuenta el gaditano de eterna risa contagiosa.

Y Gómez de Villaboa continúa trabajando. De su reciente viaje a Cuba, donde fue como delegado de una campaña de solidaridad para participar en unas jornadas contra la homofobia, ha traído nuevo material "pero que aún no está editado". Y de sus vacaciones en Cádiz, un "hermoso trabajo para el Aula TGDC (Trastorno Generalizado del Desarrollo)". El gaditano ha estado fotografiando a los niños y familias de esta asociación "para hacer un calendario que se pueda vender para recaudar fondos para la institución que tiene sede tanto en Rota como en Sanlúcar". Lo dicho, Gómez de Villaboa, estética y compromiso.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios