Festival de Música Española | Ballet Flamenco de Andalucía

Úrsula López: "Si falta alguna pieza emblemática es porque no se nos ha autorizado"

  • El espectáculo por el '25 aniversario' de la institución abre este jueves el Festival de Música Española en el Falla, además de inaugurar el nuevo horario de los eventos culturales

Úrsula López, directora del Ballet Flamenco de Andalucía.

Úrsula López, directora del Ballet Flamenco de Andalucía. / Juan Ayala

–Asumió la dirección del Ballet Flamenco de Andalucía en marzo. No sólo le ha tocado un confinamiento sino también restricciones horarias a los eventos culturales, ¿cómo lleva todo esto?

–Bueno... No es agradable pero es algo que es así, que tienes que aceptarlo, tirar adelante y echarle coraje. Así que he intentado afrontar este reto con ilusión porque es una oportunidad para mí. También te digo que el tiempo del confinamiento también me ha servido para centrarme en mi casa, estar con mi familia mucho más, y para pensar todo mucho más, y eso también me ha servido de cara a cuando empecé a trabajar con el Ballet.

–Y después de ese periodo de reflexión obligado, ¿cuál es la línea que ha decidido trazar para el Ballet?

–Pues todavía no he tenido opciones porque mi proyecto no se pudo realizar este año, pues lo tendríamos que haber estrenado en el ciclo de Lorca y Granada, que no se puedo hacer. Así que cuando empezamos a trabajar, que fue en julio, teníamos a la vista ya la Bienal de Flamenco y esta gira por Andalucía con la reposición de este 25 aniversario, que veréis en el Teatro Falla, además de trabajar también en el Naturalmente flamenco que también tiene su recorrido en los próximos meses.

–Dos propuestas, este '25 aniversario' y 'Naturalmente flamenco', en las que, aunque sin dirigir el Ballet, tienen mucho que ver con usted

–Sí, claro. Naturalmente flamenco, lo creé yo junto con Rubén Olmos, y 25 aniversario, igual, fue algo que me propusieron crear porque creo que conozco el Ballet muy bien por dentro y sabía qué es lo que se había hecho desde el principio. Y creo que ha salido un espectáculo muy bonito.

–¿Le costó elegir las piezas para esta antología?

–Para mí, no porque yo tenía muy claro cuáles son las piezas emblemáticas del Ballet porque, primero, lo he vivido casi desde que se fundó el Ballet hasta casi el año 2004 en el cuerpo de baile, como primera bailarina, repetidora... Y, además, es que siempre he sido fiel seguidora. Así que es que sé perfectamente cuáles son esas piezas que se quedan grabadas en tu mente por una cosa o por otra y cuáles han tenido más éxito. Y, a lo mejor, es verdad que faltan algunas cositas pero es que necesitábamos el permiso de sus coreógrafos y, bueno, las coreografías que están son las que nos han dado el permiso para hacerlo, si falta alguna es porque no se nos ha autorizado.

–¿Qué directores le cuadraron en su etapa?

–Yo entré, justamente después de Mario Maya, que fue el primer director, ya con Juan Antonio Maeso, después con María Pagés y con José Antonio Ruiz, que estuvo casi 8 años en el Ballet, y ya me fui yo cuando entró Cristina Hoyos porque yo quería ya volar por mi cuenta.

–En 2007 monta la compañía propia, ¿verdad?, ¿la echa de menos?

–Ainss un poquito sí, claro, porque tú con tu compañía es otra presión que no es dirigir el Ballet Flamenco de Andalucía que, quieras que no, es una responsabilidad muy grande ya que es un embajador en este arte nuestro que es el flamenco, pero estoy preparada para ello y lo afronto con valentía. Pero, sí, se echa de menos hacer tus cosas aunque ahora estoy haciendo proyectos que jamás pensaría que pudiera hacerlos con mi propia compañía.

–Entiendo que hicieron ustedes las audiciones este verano para el nuevo elenco pero, ¿de qué manera se realizaron, teniendo en cuenta la situación sanitaria?

–Sí, se hicieron pero no de forma presencial porque una audición de este tipo se juntan más de 100 bailarines. Así que los aspirantes mandaron piezas de vídeos y el currículum que, esta vez, era muy importante porque era lo más objetivo ya que no los podías ver bailar presencialmente. Y, nada, muy contenta con el elenco final, hay mucho talento.

–Déjeme hacer patria, ¿a quién tiene de Cádiz?

–Pues tenemos a mi Julita, Julia Acosta, una bailaora extraordinaria, y a mi Raúl Botella, un percusionista de primer nivel. Dos grandes representantes del talento de Cádiz que son.

–Una base del proyecto era la internacionalización del flamenco con marca Andalucía. ¿Ahora lo tiene más crudo...?

–Pues veremos a ver cuando estrene mi proyecto cómo están las cosas... El maleficio de la mariposa, así se llamará, se estrena en julio en Lorca y Granada, pero hasta ahí estamos con estas otras dos propuestas que, la verdad, hasta ahora estamos haciendo todas las fechas que teníamos previstas, gracias a dios. Ya todo lo nuevo son fechas de 2022 para el extranjero, que tenemos cosas ahí y espero que se mantengan... Yo tengo fe.

–¿Qué nos puede adelantar de ‘El maleficio de la mariposa’?

–Pues es un proyecto muy bonito y una parte muy importante de él la ha hecho Pedro G. Romero. Su titulo completo es El maleficio de la mariposa. Mujeres, bailes y danzas en tiempos de Federico García Lorca. Y vamos desde la niñez de Federico retratando esos bailes que él vio y esas mujeres que se cruzaron en su vida. Vamos transitando por lo que fue la edad de plata de la danza y el flamenco, en la que él estuvo muy activo. Abordamos una línea de mujeres que van desde Pastora Imperio a Carmen Amaya. Creo que es un recorrido muy interesante y otra mirada diferente de hacer un Lorca, basado mucho más en el baile flamenco en la época que, para mí, fue la época más esplendorosa de los bailes y ballets.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios