OBITUARIO

Fallece Manuel Cañas, ex director del Archivo Histórico Provincial de Cádiz

  • Perteneciente a la primera promoción de archiveros de la Junta de Andalucía, sus compañeros lo definen como un gran profesional y una persona bondadosa

Manuel Cañas, director del Archivo Histórico Provincial de Cádiz entre 2013 y 2019. Manuel Cañas, director del Archivo Histórico Provincial de Cádiz entre 2013 y 2019.

Manuel Cañas, director del Archivo Histórico Provincial de Cádiz entre 2013 y 2019. / D.C.

Manuel Cañas Moya, que dirigió el Archivo Histórico Provincial de Cádiz desde 2013 hasta el año pasado, falleció ayer martes tras una larga y grave enfermedad. Como ha señalado Ana Melero, jefa del Servicio de Archivos de la Consejería de Cultura, que compartió con él trabajo, proyectos, responsabilidades "y muchas, muchas preguntas", era archivero desde la primera promoción de archiveros autonómicos; de los primeros en vivir los tiempos en los que la archivística y los archivos se abrían paso en la Junta de Andalucía.

"A todos los que le conocimos nos quedará su recuerdo, ya que además de un gran profesional, fue una bondadosa persona", ha escrito en la página de Facebook del Archivo su actual director, Santiago Saborido, que hace unos meses sucedió a Manolo Cañas al frente de este centro documental.

Nacido en 1958, casado y con dos hijos, Manuel Cañas estudió Historia en el Colegio Universitario de Cádiz, perteneciente a la Universidad de Sevilla. Trabajó durante unos años en la factoría Bazán, en San Fernando, en tareas de gestión contable, y al inicio de los noventa se incorporó al mundo de la archivística. Tras unos años en el Archivo Histórico Provincial de Córdoba, llegó al de Cádiz como asesor técnico de gestión documental. En 2003 obtuvo una plaza en el Departamento de Protección del Patrimonio Histórico del Servicio de Bienes Culturales, en Cádiz. Y años más tarde, en 2013, regresó al Archivo Histórico Provincial de Cádiz como director.

Ana Melero ha escrito que Manolo Cañas era un archivero con mayúsculas, "un trabajador incansable y riguroso que siempre aportó su gran conocimiento de la gestión administrativa, por haber sido cocinero antes que fraile". También que era "un hombre bueno y discreto que terminaba las conversaciones con la sonrisa y la mirada llena de luz gaditana", palabras que hacen suyas quienes trabajaron con él en el Archivo Histórico Provincial de Cádiz, que organizará un acto de recuerdo y homenaje cuando termine la crisis sanitaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios