Cultura

Cajasol subasta un paisaje de Chiclana pintado por Riedmayer

  • El lienzo fue encargado en el siglo XIX al artista alemán por el conde Maule, un mecenas chileno afincado en Cádiz · Su precio de salida será de 125.000 euros

Comentarios 5

Arte, Información y Gestión, empresa participada por Banca Cívica, celebra su subasta de otoño el próximo jueves 17 de noviembre en el Centro Cultural Cajasol de Sevilla con una oferta de 806 lotes, 526 de pintura y escultura y 280 de joyas. Entre las pinturas hay una imagen de Chiclana pintada por el pintor Francisco Javier Riedmayer, según informa el Centro Cultura Cajasol a través de una nota de prensa.

Se trata de un lienzo de principios del siglo XIX encargado por Nicolás de la Cruz y Bahamonde (Talca, Chile, 1757-Cádiz, 1828) -conde de Maule, ilustrado y polifacético personaje, mecenas, coleccionista y viajero afincado en Cádiz- al pintor alemán Francisco Javier Riedmayer. El lienzo, titulado El conde de Maule y el pintor Riedmayer ante un paisaje de Chiclana de la Frontera, es una vista de esta población gaditana en la que aparece, en primer término, la ermita de Santa Ana junto a varios personajes que simbolizan el Antiguo y el Nuevo Régimen.

Chiclana de la Frontera fue un lugar largamente admirado por este personaje, por su frescura y exuberancia, por su tranquilidad y por su arquitectura neoclásica, estilo al que pertenecen los dos edificios destacados en este lienzo. A la izquierda, en primer plano, aparece la ermita de Santa Ana, construida por Torcuato Cayón de la Vega entre 1772 y 1774. A la derecha, entre el caserío del pueblo, sobresale la iglesia de San Juan Bautista, comenzada a construir por el mismo Cayón y, tras la muerte de éste y por indicación del conde de Maule, concluida por Torcuato Benjumeda.

En el cuadro aparecen, en primer término, el propio pintor tomando notas para este mismo lienzo, junto al conde, ambos contemplando la iglesia de San Juan Bautista todavía en construcción. Junto a ellos, en una imagen bucólica, aparece la única hija del conde cogiendo flores. Puede apreciarse en sus atuendos el contraste de la España afrancesada frente a la España castiza: Riedmayer aparece vestido de marsellés mientras que la chica está elegantemente vestida con trajes a la europea. En el otro extremo del cuadro, un satírico fresco de las distintas clases sociales tradicionales: el clero -de espaldas-, el noble fumando -cazador ocioso- y el soldado cortejando a la gitana que sostiene un gato en su regazo. Junto a ellos, el niño que acaricia al perro simbolizaría al pueblo leal a las instituciones.

Al fondo de esta bonita panorámica de Chiclana podemos ver el Hospital Militar, del que sale una bandada de palomas que podrían representar las almas caídas en la batalla de Trafalgar, mientras que, a la derecha, el perfil de Medina Sidonia corona una de las cimas de la sierra gaditana.

Acompaña a este lienzo en la subasta otra obra, ésta de finales del siglo XVIII, realizada también por encargo de este noble al pintor Fernando Marín Chaves, que representa una maravillosa vista del Valle del Darro, en el que aparecen multitud de edificios actualmente desaparecidos. Esta vista de Granada y la Alhambra constituye un testimonio histórico único en la iconografía de la ciudad. Ambos lienzos tienen un precio de salida de 125.000 euros.

Las piezas estrella de la cita son una importante obra inédita del pintor valenciano Joaquín Sorolla, que ocupa la portada del catálogo de la subasta y que representa a una Joven bailando; una excepcional pieza de Murillo con el tema del Niño Jesús dormido sobre la cruz y un lienzo de grandes dimensiones de Eugenio Hermoso, uno de los maestros del regionalismo español, La Juma, la Rifa y sus amigas fechada en 1906 por el pintor de Frenegal de la Sierra. La exposición de las obras que salen a la venta podrá visitarse hasta el día de la puja, en la que se subastarán 2.796.000 euros en obras de arte.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios