Ciclo 40 aniversario del yacimiento

La cueva del Peña, otra vía de futuro para el Teatro Romano de Cádiz

  • Los arqueólogos Francisco Blanco y Juan de Dios Borrego coinciden al consideran interesante excavar en este bajo de la Casa Estopiñán

Una visita al Teatro Romano de Cádiz, que permanece cerrado actualmente

Una visita al Teatro Romano de Cádiz, que permanece cerrado actualmente / Fito Carreto

Fue el arqueólogo Francisco Blanco quien en la primera de las conferencias del ciclo que conmemora los 40 años del descubrimiento el Teatro Romano de Cádiz lanzaba el guante: “En la Casa Estopiñán tenía el Peña, el cuartetero, una accesoria, lo que se ha llamado la cueva del Peña, que conectaba con la galería del Teatro Romano y eso está tal cual, ahí no se ha hecho nada, y, no sé, quizás pueda ser una manera de dar una nueva perspectiva a las excavaciones...”

Juan de Dios Borrego, el arqueólogo, que ha realizado las últimas intervenciones en el yacimiento, aunque apuesta primero por la conservación del graderío visible al aire libre, coincide con Blanco en el interés por el lugar e, incluso, lanza con mucha prudencia “una hipótesis” que “tendría que ser contrastada con datos arqueológicos”, precisa.

“Francisco Blanco excavó en Contaduría y encontró bajo el cuarto de las tinajas una bóveda de sillería. Esa bóveda resultó ser la entrada a la galería anular. La galería anular sólo tiene dos entradas por esa bóveda, una que está Contaduría y otra que está en la calle Silencio. Es un espacio muy interesante y, sobre todo, en comunicación con la cueva del Peña, porque la galería no se ve desde Caballerizas sino desde la cueva del Peña. Allí se conserva una estructura poliacidada a través de la que se accede al interior de la bóveda por la que se entra a la galería anular. Así, aunque habría que desescombrar, limpiar y excavar, la estructura tiene mucho interés también por relación con las inhumaciones que nos hemos encontrado en la excavación de las Caballerizas por cuanto que esta estructura recuerda a algún tipo de basílica o centro de culto que podría tener relación con la zona de necrópolis...”, teoriza el arqueólogo que insiste sólo se podrá saber con seguridad “hasta que no se excave”. “Se queda para un futuro pero sí es cierto que sería muy interesante intervenir a efectos de investigación no a efectos de conservación del monumento”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios