Provincia de Cádiz

Las ventas de coches siguen cayendo con un descenso de un 8% en febrero

  • “No observamos síntomas de mejora a corto plazo”, señalan los vendedores

Concesionarios de la capital gaditana, en una imagen tomada el pasado viernes. Concesionarios de la capital gaditana, en una imagen tomada el pasado viernes.

Concesionarios de la capital gaditana, en una imagen tomada el pasado viernes. / Jesús Marín

Las matriculaciones de vehículos aumentaron en la provincia de Cádiz en febrero del año pasado un 9,5% respecto al mismo mes de 2017. Pero ese registro positivo que se repetía en febrero desde 2014 se ha torcido en línea con lo ocurrido el pasado enero y con el inicio de un año 2019 que apuntaba mal: las matriculaciones descendieron el pasado febrero un 8% en relación con ese mes de 2018.

Tras un enero en el que las matriculaciones también bajaron (casi un 13%), el acumulado del año registra un descenso de un 10,59% respecto a los dos primeros meses de 2018. Son cifras que refleja el canal de particulares, que es el que muestra verdaderamente las ventas que hacen los concesionarios.

Todas las provincias andaluzas anotaron bajadas el pasado febrero. Cádiz se situó como la segunda provincia en la que menos descendieron las matriculaciones, por detrás de Sevilla, que registró una bajada de un 6,67%, y por delante de Huelva (-10,23%). Córdoba superó a las otras siete provincias con un descenso de un 26,2%.

Los datos han sido proporcionados por la asociación de fabricantes de automóviles Anfac. Su directora de Comunicación, Noemi Navas, los interpreta como una consolidación de la debilidad de la demanda en el mercado de particulares, que suma seis meses de caída, aunque la provincia de Cádiz cerró 2018 con un 5,7% de incremento de matriculaciones respecto al año anterior.

El pasado septiembre, Cádiz registró un descenso de un 15% en las matriculaciones en relación con ese mismo mes de 2017; en octubre hubo un mínimo incremento de un 0,77%, pero en noviembre bajó un 14% y en diciembre, un 2,28%.

Noemi Navas opina que el mercado del automóvil “continúa notando el efecto de la incertidumbre y la confusión” en la que se desenvuelven los consumidores, que siguen posponiendo su decisión de compra.

Raúl Morales, director de Comunicación de la asociación de concesionarios Faconauto también observa en los datos de matriculación de vehículos de febrero una confirmación de la tendencia negativa en las ventas. “Preocupa especialmente”, señala, “el mal dato del canal de particulares, el que atienden los concesionarios, que siguen viendo frenada su actividad comercial”.

La preocupación, explica, “es grande dentro del sector porque no consideramos que haya por el momento suficientes condicionantes ni económicos ni en el contexto general que expliquen este medio año con retroceso en las matriculaciones”.

Morales confía en que los anuncios tranquilizadores hechos en las últimas semanas por el Gobierno, que ha manifestado la necesidad de dar continuidad a los modernos motores de combustión como un modo de avanzar en la descarbonización de la movilidad, calen en los compradores y reviertan la situación negativa que atraviesa el mercado. “En este proceso”, señala, “creemos que el rol de los concesionarios es crucial para permitir que la demanda se encuentre con la oferta, asesorando al cliente en la mejor decisión de compra”.

Alberto Tapia, director de Comunicación de la asociación de vendedores de automóviles Ganvam, considera que la salud del sector “no presenta síntomas de mejora a corto plazo” y que queda comprometida ante el cierre negativo experimentado en febrero y ante los datos acumulados del año.

“La caída de las matriculaciones en el canal de particulares”, dice Tapia, “principal barómetro del mercado, es el claro reflejo de los mensajes contradictorios y los ataques a los motores de combustión, especialmente diésel, por parte de la Administración, que no hacen sino provocar un aplazamiento en la decisión de compra por parte de los consumidores. Hay que tener en cuenta que la compra de un vehículo es la segunda inversión más importante de la unidad familiar y para ello se necesita confianza y seguridad”.

El portavoz de Ganvam cree que el clima electoral en el que se encuentra inmerso el país tampoco ayuda a generar la certidumbre que necesita el ciudadano para afrontar la compra de un vehículo. “No tenemos que olvidar que los vehículos de combustión de última generación son tecnologías limpias y necesarias para lograr el objetivo de reducción de emisiones”, apunta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios