Economía

Las ventas de coches inician un año incierto con una caída de casi un 13%

  • Desde 2014, es el primer enero en el que descienden las matriculaciones, que en el primer mes de 2018 subieron un 24,7%

Automóviles en venta en un concesionario de la capital gaditana, el pasado viernes. Automóviles en venta en un concesionario de la capital gaditana, el pasado viernes.

Automóviles en venta en un concesionario de la capital gaditana, el pasado viernes. / Marcos Piñero

Comentarios 0

El año “teñido de incertidumbre” que pronosticaban fabricantes y vendedores de automóviles ha comenzado en la provincia de Cádiz con un descenso de un 12,96% en las matriculaciones del pasado enero respecto al mismo mes del 2018. Es un dato muy preocupante si se tiene en cuenta que los meses de enero de los últimos cinco años anotaron justo lo contrario: las matriculaciones subieron en 2014 un 6% y el año pasado, un 24,7%.

Los incrementos fueron notables también los meses de enero de 2015 (un 37%), 2016 (12,7%) y 2017 (21,3%). Son cifras procedentes del canal de particulares, que es el que refleja verdaderamente las ventas que hacen los concesionarios.

El año 2108 terminó en Cádiz con una subida de un 5,7% en las matriculaciones de vehículos respecto al año anterior. Se situó, junto con Córdoba, al frente de incremento de ventas en las provincias andaluzas. Y el mes pasado, Cádiz fue la tercera provincia de Andalucía en la que más descendieron las matriculaciones en el segmento de particulares. La bajada fue mayor en Jaén (un 15,16%) y en Málaga (un 15,57%). Huelva es la única provincia que ha registrado un incremento en el primer mes del año (un 2,85%).

Los datos han sido proporcionados por la asociación de fabricantes de automóviles Anfac. Su directora de Comunicación, Noemi Navas, advierte, ante lo ocurrido en enero, que el canal de particulares registra una caída sostenida de las matriculaciones desde hace ya cinco meses y que es “un hecho preocupante” porque se trata del principal canal de venta de turismos.

“Las familias”, explica, “siguen retrasando su decisión de compra por la incertidumbre del mercado y la confusión sobre qué coche adquirir”.

La demanda se sigue debilitando, alerta Navas. “Prevemos, en este sentido, un estancamiento de las matriculaciones en el año en curso. Por otro lado, las empresas no están compensando estas caídas, lo que agudiza más el frenazo del mercado. Además, mientras las ventas de coche nuevo caen, están creciendo las ventas de vehículos de más de 15 años. En las primeras semanas de enero, se vendieron el mismo número de vehículos de más de 15 años que de coches nuevos, un fenómeno muy negativo para la renovación del parque automovilístico, cuya edad media sigue creciendo, con el impacto consiguiente en la seguridad vial y en el medio ambiente”.

Raúl Morales, director de Comunicación de la asociación de concesionarios Faconauto, ha recordado que ya anunciaron que el arranque de este año pintaba mal. Efectivamente, dice, no está siendo bueno para las ventas de coches.

“Ha costado mucho hacer operaciones”, señala, “y, aun así, el canal de particulares, la venta que hace el concesionario, ha vuelto a cerrar en negativo. El mes se ha salvado un poco, como es habitual, por las automatriculaciones de última hora”.

En cualquier caso, indica el portavoz de Faconauto, lo preocupante es la tendencia negativa que marca el mercado, después de cinco meses consecutivos de caídas. “Los concesionarios siguen detectando que las dudas que tienen los compradores respecto a qué automóvil comprarse les está retrayendo. El mercado está en punto muerto y sería muy importante despejar las dudas que los clientes tienen en cuanto a las diferentes tecnologías disponibles. Los compradores tienen que sentirse seguros a la hora de adquirir un diésel de última generación, gasolina o un vehículo de energías alternativas”.

Morales hace un llamamiento a la calma, propone aparcar el discurso irreflexivo. “Consideramos”, dice, “que si se racionalizara el discurso y se tranquilizaran los ánimos, el mercado seguramente dejaría de caer como lo está haciendo”.

Alberto Tapia, director de Comunicación de la asociación de vendedores de automóviles Ganvam, coincide en lamentar la ausencia de mensajes claros. Eso, comenta, “está provocando que los posibles compradores aplacen su intención de compra ante la desconfianza y la incertidumbre, lo que favorece el envejecimiento del parque”.

¿Y qué hacer para devolver la confianza al mercado? “Es necesario”, sostiene Tapia, “que se construyan políticas y normativas precisas que fomenten la renovación incentivando la compra de vehículos con tecnologías de cero y bajas emisiones, sin discriminar las motorizaciones diésel y gasolina de última generación”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios