Maniobra del PSOE para garantizar las votaciones en la Cámara Baja Marlaska ya no es diputado por Cádiz

  • Gemma Araujo y José Ramón Ortega toman hoy posesión como representantes del PSOE en el Congreso después de que el pasado jueves renunciaran a sus escaños el ministro del Interior y el de Justicia, Juan Carlos Campo  

Fernando Grande-Marlaska, en una imagen del año pasado en La Línea junto a Irene García y Gemma Araujo. Fernando Grande-Marlaska, en una imagen del año pasado en La Línea junto a Irene García y Gemma Araujo.

Fernando Grande-Marlaska, en una imagen del año pasado en La Línea junto a Irene García y Gemma Araujo. / Rafael Cerpa

Fernando Grande-Marlaska, el 'fichaje' estrella del PSOE de Cádiz que impuso Pedro Sánchez para las dos elecciones generales del año pasado, ya no es diputado por la provincia de Cádiz. Su renuncia al escaño se produjo el pasado jueves, cuando el ministro del Interior acataba así las órdenes dictadas por el presidente del Gobierno. Lo mismo le ha sucedido al titular de la cartera de Justicia, el gaditano de adopción Juan Carlos Campo, que tampoco es ya diputado por Cádiz. Ambos serán sustituidos por Gemma Araujo y José Ramón Ortega, que hoy tomarán posesión de sus actas de diputados después de que ayer se llevara a cabo el proceso de acreditación de ambos.

Estas dos sustituciones forman parte de la estrategia diseñada por Pedro Sánchez y por su equipo de confianza para intentar garantizar que el Gobierno PSOE-Unidas Podemos no pierda votaciones en un Congreso que va a estar muy fragmentado en esta legislatura. La cúpula socialista teme que las posibles ausencias en sesiones plenarias de aquellos ministros que tengan que priorizar sus agendas como miembros del Ejecutivo pueda terminar lastrando la acción del Gobierno. De hecho, todos los ministros que obtuvieron su acta de diputado en las elecciones generales del pasado 10 de noviembre han sido obligados a renunciar a sus escaños, salvo Carmen Calvo, María Jesús Montero y José Luis Ábalos -los tres pertenecen a la dirección permanente socialista-, además del propio Pedro Sánchez, que es diputado por Madrid.

Esta estrategia socialista ha afectado sobre todo al PSOE de Cádiz, que ha visto cómo se quedaba con la jerezana Eva Bravo como única diputada de los tres representantes obtenidos en las urnas. Por ello el partido ha determinado que corra lista y accedan al Congreso los que iban en los puestos cuatro y cinco de la lista electoral de noviembre, es decir, Gemma Araujo y José Ramón Ortega.

Gemma Araujo fue alcaldesa de La Línea desde 2011 a 2015 y previamente fue delegada de la Junta de Andalucía en Cádiz, primero de Justicia y luego de Medio Ambiente. En los últimos meses venía ejerciendo de abogada además de asumir la secretaría general del PSOE linense.

José Ramón Ortega, por su parte, ha sido jefe de Gabinete en la Subdelegación del Gobierno en Cádiz, además de responsable de Organización de la agrupación socialista de Cádiz capital.

   

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios