Provincia de Cádiz

Las 88 obras del Profea, gestionadas por Diputación de Cádiz, concluyeron con más de 8.600 contrataciones

  • El área de Cooperación y Asistencia a Municipios adoptó un plan frente al COVID e invirtió 95.000 euros en la adquisición de medios de protección individual y colectiva

Imagen de una de las obras del Profea en la provincia de Cádiz. Imagen de una de las obras del Profea en la provincia de Cádiz.

Imagen de una de las obras del Profea en la provincia de Cádiz. / D. C.

88 obras, distribuidas en 34 municipios, generadoras de 8.631 contrataciones y con un presupuesto agrupado de 19,6 millones de euros. En esas cifras se condensa la gestión de la Diputación Provincial de Cádiz en la última edición del Programa para el Fomento del Empleo Agrario (Profea) que se inició en noviembre de 2019 y concluyó el 15 de diciembre de 2020. La pandemia suscitada por el coronavirus y la declaración del estado de alarma, a mediados de marzo del pasado año, dificultaron una gestión “que finalmente ha sido resuelta en plazo gracias a la implicación de trabajadores y trabajadoras así como del conjunto de profesionales de Diputación”, según ha valorado el responsable del área de Cooperación y Asistencia a Municipios en la institución provincial, Javier Pizarro.

Las actuaciones gestionadas por Diputación evolucionaban a un ritmo ágil en la última edición del Profea. Con la irrupción de la pandemia los tajos quedaron en suspenso durante dos meses. La vuelta a la faena se restableció el 15 de mayo, si bien durante la necesaria parada la institución provincial mantuvo activos los contratos de capataces y responsables para preservar la seguridad en cada una de las obras inacabadas. La actividad técnica y administrativa no cesó y, de hecho, se tuvieron que resolver las contrataciones de peones y oficiales por vía telemática en coordinación con el Servicio Andaluz de Empleo.

Al regresar los operarios se empezó a aplicar un Plan de actuación y contingencias frente al COVID-19, promovido por el área de Cooperación y Asistencia a Municipios e incorporado como anexo a cada uno de los planes de seguridad y salud.

Junto a estas pautas, Diputación adquirió con fondos propios equipos de protección individual y colectiva: mascarillas, guantes, geles hidroalcohólicos, productos desinfectantes y termómetros digitales. Suministros contratados por vía de emergencia y que supusieron una inversión de 95.000 euros. Las medidas y bienes dispuestos, el seguimiento de las instrucciones y confinamientos determinados por las autoridades sanitarias y el rigor de las cuadrillas y profesionales lograron que no se originaran brotes de la pandemia en ninguna de las obras.

51 de las 88 obras gestionadas por Diputación estaban concluidas el 30 de septiembre, plazo inicialmente establecido a finales de 2019. El Servicio Público de Empleo Estatal atendió la solicitud de prórroga para las actuaciones pendientes de finalización, concretando el 31 de diciembre como nueva fecha límite, si bien Diputación no necesitó apurar dicho plazo al resolver todas las obras el 15 de diciembre.

Desde diciembre de 2020 el área de Cooperación y Asistencia a Municipios está seleccionando a los capataces y encargados de las intervenciones contempladas en la nueva edición del Profea. Los trabajos sobre el terreno ya han regresado, con un nuevo Plan de actuación y contingencias específico y actualizado. En la nueva versión del programa Diputación asume la gestión de 90 obras.

El Profea es un ejemplo de cooperación institucional. La Administración General del Estado sostiene la presencia económica al financiar la mano de obra que se contrata. Junta de Andalucía y Diputación costean la adquisición de materiales (un 75% la institución autonómica y el 25 restante la provincial). La Diputación de Cádiz, además de su contribución económica, asume la gestión integral de la mayoría de las actuaciones programadas. Gracias a esta intervención pública los municipios ganan un instrumento válido para renovar infraestructuras y servicios públicos, además de crear equipamientos generadores de empleo; y, para el desarrollo de las obras, son contratadas personas en desempleo, siendo la mayoría eventuales del régimen agrario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios