Provincia de Cádiz

Funcionarios de prisiones piden el confinamiento de Puerto II

  • El sindicato Acaip solicita la suspensión de todas las comunicaciones con el exterior así como celeridad para realizar las pruebas PCR a los funcionarios 

Exterior del complejo penitenciario portuense. Exterior del complejo penitenciario portuense.

Exterior del complejo penitenciario portuense. / Fito Carreto

Acaip-Ugt, sindicato mayoritario en el sector de prisiones, solicita el confinamiento del centro penitenciario de Puerto II ante el brote de coronavirus que afecta actualmente a varios internos. Asimismo, Acaip-Ugt requiere una mayor celeridad en la realización de las pruebas de detección para aquellos funcionarios que presenten sintomatología compatible con el Covid-19 o que hayan tenido contacto estrecho con un infectado. 

Así, el sindicato ha pedido a la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias que tome medidas en este centro para evitar que el brote pueda llegar a afectar tanto a los empleados como a más población reclusa. "El confinamiento de Puerto II es una necesidad de salud pública ineludible y por ello, se deben dar las indicaciones precisas para suspender todas las comunicaciones de forma inmediata, eliminando de este modo la entrada de muchas personas a la cárcel, las aglomeraciones que la práctica de las comunicaciones implica y el contacto estrecho con más personas que las convivientes por parte de los internos en el propio centro penitenciario", afirma Acaip-Ugt.

El colectivo sindical considera que suspender las comunicaciones con el exterior (vis a vis y locutorios) no solo da cumplimiento a las recomendaciones de las autoridades sanitarias de tener siempre los mismos contactos, sino que facilitaría el rastreo de los casos, además de evitar una transmisión comunitaria en el centro. 

De otra parte, Acaip-Ugt denuncia que los funcionarios que tienen como asistencia sanitaria entidades concertadas (Asisa, DKV o Adeslas), están teniendo obstáculos "insalvables" para ser atendidos. "El periplo en el que se ven inmersos los trabajadores penitenciarios cuando presentan sintomatología compatible con el virus o son contacto estrecho de un positivo resulta absolutamente agotador. Los protocolos que a estos efectos se dictan desde las autoridades sanitarias de la Junta de Andalucía y desde las entidades médicas privadas son inservibles. Se pasan la pelota unos a otros y el funcionario queda desatendido. Después de múltiples llamadas telefónicas, emails a unos y otros y de recibir incluso contestaciones desagradables y fuera de lugar, muchos funcionarios no han conseguido que les hagan la prueba PCR después de varios días a través de la sanidad concertada", critica la entidad.

"En los casos de aquellos funcionarios que han quedado en cuarentena en su domicilio, la entidad concertada no hace seguimiento telefónico diario, ni prueba PCR al cabo de varios días. Esta circunstancia no se está produciendo en la sanidad pública. La asistencia sanitaria a estos funcionarios está siendo nula, no se aplican los protocolos y recomendaciones dictadas por las autoridades sanitarias. La descoordinación entre las entidades, la propia Mutualidad de Funcionarios (MUFACE) y la sanidad pública deja en un absoluto desamparo a los funcionarios de prisiones y, por ende, al servicio esencial que se cubre en el interior de los centros penitenciarios", apostilla Acaip-Ugt.

Para solventar este problema a la mayor brevedad posible, el sindicato exige al subdelegado de Gobierno de la provincia de Cádiz que interceda y colabore para que se den las indicaciones oportunas tanto al Sistema Andaluz de Salud como a MUFACE Cádiz para que se cumplan los protocolos establecidos y se sigan las recomendaciones sanitarias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios