Provincia de Cádiz

Coronavirus: Varios casos positivos en el buque 'Juan Carlos I' obligan a reducir su actividad

  • Hay tres miembros de la dotación afectados y uno más sospechoso, lo que ha hecho activar el protocolo siguiendo "estrictamente" la normativa sanitaria

Cubierta de vuelo del buque 'Juan Carlos I'. Cubierta de vuelo del buque 'Juan Carlos I'.

Cubierta de vuelo del buque 'Juan Carlos I'. / Armada

El positivo en coronavirus de varios miembros de la dotación del buque Juan Carlos I ha obligado a minimizar la actividad operativa del buque insignia de la Armada, que tuvo que suspender unos ejercicios así como reducir otro con el fin de evitar más contagios.

Fuentes de la Armada han confirmado que hay tres casos de COVID-19 y uno más sospechoso por el momento y que se siguen "estrictamente" y a "rajatabla" las normas sanitarias previstas para estos casos. Así se ha activado el protocolo, con el aislamiento de contactos estrechos y realizando las pertinentes pruebas. El buque ha minimizado al máximo su actividad operativa, mientras se mantiene la actividad ordinaria.

La crisis sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus no había originado hasta la fecha ningún brote de contagios en unidades de la Armada, según se comunicó en la visita de la ministra de Defensa, Margarita Robles, a la Base de Rota a principios de este septiembre. Desde el Cuartel General de la Flota se aseguraba que los casos de contagios que ha habido en militares han tenido su origen en el exterior de sus instalaciones y han sido además muy contados, como varios infantes que volvieron de Mali.

Lo que sí apuntaron es que el coronavirus ha ralentizado aunque no suspendido los ejercicios de adiestramiento de la Fuerza. El último ejemplo los ejercicios AldeFibex, que se realizaron a principios de mes con los buques atracados y no en la mar, a diferencia de en años anteriores.

Las Fuerzas Armadas mantienen un estricto protocolo que incluye el aislamiento y pruebas para las unidades que van a salir al exterior, como fue el caso del buque Juan Sebastián de Elcano, o lo ha sido con la fragata Reina Sofía, la próxima en incorporarse desde Rota a la misión Atalanta. Siguiendo las indicaciones de la Inspección General de Sanidad, a las dotaciones de los buques y las unidades de Infantería de Marina o de la Flotilla de Aeronaves que participan en operaciones en el exterior se les somete, antes de partir, a una primera prueba de detección de COVID19, posteriormente realizan una cuarentena de 14 días en régimen de aislamiento, y finalmente un nuevo test antes de embarcar en su buque o unidad. "El resultado de estas medidas de precaución hasta el momento se ha demostrado muy eficaz", apuntó este verano el Almirante de la Flota, Antonio Martorell.

Las unidades de la Armada han estado muy activa durante toda la pandemia en la provincia de Cádiz, primero en las tareas de la operación Balmis, de desinfeccion y control durante el estado de alarma, y ahora en la Baluarte, para rastrear casos de COVID, que ya ha empezado su labor en San Fernando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios