Chiclana

La campaña 'El mar empieza aquí' llega al entorno de La Barrosa y a Sancti Petri

  • Chiclana Natural instala 50 nuevas placas en imbornales

Un operario coloca una de las placas en los imbornales de pluviales con la inscripción ‘No tires nada. El mar empieza aquí’.

Un operario coloca una de las placas en los imbornales de pluviales con la inscripción ‘No tires nada. El mar empieza aquí’.

El Ayuntamiento de Chiclana, a través de la empresa pública Chiclana Natural y de la mano de la Asociación Española de Operadores Públicos de Abastecimiento y Saneamiento (AEOPAS), amplía la campaña de concienciación El mar empieza aquí. Esta iniciativa, iniciada en junio del pasado año, consiste en la colocación de placas en los imbornales de pluviales con la inscripción No tires nada. El mar empieza aquí.

El delegado municipal de Medio Ambiente, Roberto Palmero, informó que “debido la buena acogida que tuvo la iniciativa y, con el objeto de ampliar su visibilidad a otras zonas del municipio, se están colocando 50 nuevas placas para sensibilizar y concienciar a la población de la necesidad de evitar tirar residuos a los imbornales, ya que estos pueden ser arrastrados por las aguas al mar”.

El edil destacó que “por su proximidad a La Barrosa y a Sancti Petri, las 50 nuevas placas tendrán como destino toda la zona litoral, incluyendo pasos peatonales, entornos de los centros comerciales, el poblado de Sancti Petri y también en el entorno del Paseo Marítimo. No obstante, se preparan nuevas fases para el resto del casco urbano”. 

Palmero recordó, una vez más, “la necesidad de que la ciudadanía haga uso de las papeleras y de los medios que tenemos a nuestro alcance para evitar que los residuos se arrojen al suelo y acaben irremisiblemente en el mar. Nos queda aún mucho camino por recorrer, pero estamos convencidos de que todas las iniciativas que se vayan sumando en materia de concienciación irán aportando su granito de arena”.

Uno de los principales problemas que arrastra la contaminación marina son los residuos plásticos; muchos de ellos no son biodegradables, lo que acarrea graves consecuencias para los ecosistemas marinos. Las aguas pluviales también pueden arrastran metales, medicamentos, aceites, disolventes o derivados del petróleo, que están agravando aún más el daño que se genera al medio natural.

La campaña promovida por Aeopas ha dado lugar a que otros muchos municipios costeros, o con conexión pluvial, se hayan sumado a ella. En el caso de Chiclana, se trata de un enclave especialmente sensible a esta problemática, pues su situación junto al mar, caños y marismas la hacen más vulnerable que otros municipios.

De esta forma, la iniciativa se enmarca dentro del Objetivo Estratégico 3 de la Agenda Urbana Española para prevenir y reducir los efectos del cambio climático y mejorar la resiliencia y 4  sobre hacer una gestión sostenible de los recursos y favorecer la economía circular; así como en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda Chiclana 2030 números  6 (Garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para todos), 11 (Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles) y 14 (Conservar y utilizar sosteniblemente los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenibl).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios