Una de las asesinas de Klara acabó dando clases en Oxford La asesina de Klara llegó a ser arrestada en Oxford por ocultar su pasado

  • Fue absuelta el pasado 10 de junio ya que la ley española, al contrario que la inglesa, no le obliga a informar de ello

Momento en el que las dos asesinas son trasladadas al juzgado, en el año 2000 Momento en el que las dos asesinas son trasladadas al juzgado, en el año 2000

Momento en el que las dos asesinas son trasladadas al juzgado, en el año 2000

Comentarios 2

Iria Suárez-González, la maestra de infantil que en su adolescencia había asesinado fríamente, en compañía de su amiga Raquel, a la compañera de instituto Clara García Casado en San Fernando, llegó a ser arrestada en Oxford, donde trabajaba, al descubrirse a través de una llamada anónima su pasado.

El motivo era, según publicó en su día el tabloide The Sun y la cadena pública BBC, que, según la ley británica, tendría que haber informado a la dirección del colegio del hecho. Según la ley española ,no: el corpus legal español establece que las penas por delitos cumplidos antes de los 18 años pueden borrarse del expediente de una persona una vez cumplidos los 28. Por ello, el pasado 10 de junio los cargos fueron desestimados.

Iria trabajó en esta escuela de primaria entre septiembre de 2016 y julio de 2017, pero el colegio no fue informado hasta octubre de ese mismo año de quién había sido su maestra durante el curso anterior. Esto provocó un enorme revuelo entre los padres de los niños y llevó al centro a denunciar a Iria por fraude. Iria llegó a ser arrestada para tomarle declaración y posteriormente fue llevada ante el tribunal y, considerando el criterio de la ley española, absuelta.

El órgano jurisidccional que en España sería la Fiscalía General del Estado (Crown Prosecution Service)había admitido haber visto la documentación de que Suárez-González había asesinado a una adolescente en Cádiz. Por otro lado, y aunque el colegio no ha realizado declaraciones al respecto, portavoces del Oxfordshire County Council –el organismo de compotencias regionales en Reino Unido – aseguraron que la escuela de educación primaria había seguido unos “procesos de admisión más seguros”.

“Para cuando recibimos la alerta de la Policía, en octubre de 2017, Suárez-González ya había dejado la escuela.Sabemos que tanto el colegio como los padres han atravesado unos momentos muy difíciles a raíz de todo esto, y seguimos trabajando en colaboración con el centro para ofrecer el apoyo necesario a los estudiantes y hacerles saber que no tienen nada que temer”, añadieron desde la administración.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios