Sanlúcar Afanas construirá el centro de Educación Infantil de Bonanza con fondos propios

  • La asociación firma con CaixaBank la operación de crédito para las obras, cuyo presupuesto inicial asciende a un millón de euros.

El director del Área de Negocio de CaixaBank y el presidente de Afanas, durante su visita a las obras. El director del Área de Negocio de CaixaBank y el presidente de Afanas, durante su visita a las obras.

El director del Área de Negocio de CaixaBank y el presidente de Afanas, durante su visita a las obras.

Afanas y CaixaBank han firmado “el documento de financiación que permitirá hacer realidad el proyecto más ambicioso que en materia educativa y de conciliación familiar se llevará a cabo en los últimos años en Sanlúcar”, según ha informado la asociación en referencia al Centro de Educación Infantil ‘Fernando de Magallanes’, que se está construyendo en una parcela de Bonanza cedida por el Ayuntamiento.

Se trata de una operación de crédito a 15 años para la ejecución de dicho proyecto que será financiada íntegramente con fondos propios de la entidad comarcal que preside Antonio Fernández.  El presupuesto inicial ronda el millón de euros. Las obras “darán empleo a muchas empresas de Sanlúcar, ya que es intención de Afanas que en la subcontratación se prime a empresas de la ciudad”.

Luis Llerena, director del Área de Negocio de CaixaBank, y el presidente de Afanas han visitado las obras del futuro centro de Primer Ciclo de Educación Infantil con capacidad para 74 niños de 0 a 3 años con y sin discapacidad. En la misma parcela, Afanas proyecta “un centro de rehabilitación integral conformado por una piscina terapéutica, que, junto con los gabinetes de logopedia, psicología, audición y lenguaje y fisioterapia, puedan completar la oferta educativa de un centro que se plantea abierto a toda la población en general, ya que se pretende que en diferentes horarios, personas mayores con y sin discapacidad puedan utilizar las instalaciones y todos los servicios que se prestarán”.

A este respecto, la asociación argumenta que “la experiencia en la prestación del servicio de educación durante más de 40 años ha demostrado que la estimulación a edades tempranas se convierte en una herramienta obligatoria para el desarrollo físico e intelectual de todos los alumnos, tengan o no necesidades especiales”.

Además, el edificio proyectado tendrá un tercer uso, ya que “las oficinas de la administración general se trasladarán a Bonanza, ampliando así los servicios que la asociación ofrece a los usuarios y sus familias”.

Fernando de Magallanes “se convertirá en una guardería única al ofrecer un modelo de educación inclusiva que ofrecerá a todos los niños por igual las técnicas más avanzadas en logopedia, fisioterapia, piscina y estimulación, todo ello en combinación con las áreas propias de un centro educativo que ya cuenta con la autorización de la Consejería de Educación”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios