Educación Un gaditano consigue la devolución del dinero de un máster contratado que no cumplía las expectativas

Provincia de Cádiz

Ola de frío: Primer día de clase con abrigo y manta en aulas a 3 grados en Cádiz

  • La presidenta de la Flampa pedirá este lunes una reunión urgente con el Delegado de Educación para exigir que acondicionen las aulas de los centros públicos gaditanos "que no son ni seguras ni confortables"

  • El sindicato de la escuela concertada   (FSIE) también denuncia la situación en sus aulas

Escolares con abrigos, gorros y mantas en un colegio de Cádiz capital.

Escolares con abrigos, gorros y mantas en un colegio de Cádiz capital. / R.D.

El primer día de clase tras las vacaciones de Navidad arranca entre abrigos, bufandas, guantes, mantas y aulas a 3 y 4 grados. Este domingo la indicación desde los centros gaditanos a los padres y madres de los escolares era que acudieran abrigados a clase, porque el Covid se mantiene imparable y hay que abrir las ventanas sí o sí.

Ante esta esperada situación, pues el frío siempre termina acudiendo en invierno y las olas de frío tampoco son ya ninguna novedad, la Flampa Gades denuncia no solo la  inacción de la Junta de Andalucía, sino el incumplimiento de la normativa que exige la climatización de las aulas de los centros docentes, tal y como fue aprobada en junio de 2019 en el Parlamento Andaluz (Ley de Bioclimatización para la mejora de las condiciones térmicas y ambientales de los centros educativos andaluces mediante técnicas bioclimáticas y uso de energías renovables).

Ante el incumplimiento manifiesto de esta normativa, el pasado 25 de noviembre se solicitó a la Junta por parte de esta entidad que se pusieran en marcha las medidas necesarias para que los escolares no pasaran frío en la aulas, entre ellas el sistema de detección de CO2, "pues sabíamos que vendrían meses duros climatológicamente hablando". Pero no ha habido ninguna respuesta, por lo que este mismo lunes la presidenta de la Flampa, Marián Gil, va a solicitar una reunión urgente con el delegado de Educación, Miguel Andreu. 

"Nos hemos visto obligados a llevar a los niños con mantas y súper abrigados a clase, donde las aulas no son ni seguras, ni confortables, porque ni existe distancia de seguridad con 27 niños dentro, ni se puede trabajar a menos de 17 grados en trabajos sedentarios, tal y como marca la ley". Pues bien, "en algunos colegios nos indican que dentro de las aulas están hoy lunes a 3 grados". 

Marián Gil recuerda que gracias a la ayuda de algunas Ampas se han instalado sistemas de detección de CO2 en algunos colegios, "pero no es el papel de las Ampas y, además, no todas pueden afrontarlo porque tienen menos socios". Así que esperan que se instale a la mayor brevedad posible este sistema de detección de CO2 que permite saber cuándo es necesario ventilar el aula. 

Mientras tanto, abrigo y manta para tapar la incompetencia de la administración autonómica andaluza en este apartado en plena pandemia.

La concertada también denuncia la situación

La FSIE Cádiz, sindicato que representa a la mayoría de los trabajadores de los centros concertados y privados andaluces, denuncia la situación que están sufriendo todos los miembros de la comunidad educativa desde que se han incorporado a las aulas este lunes, debido a las bajas temperaturas y al hecho de que deben mantener las ventanas abiertas en cumplimiento de los protocolos anti COVID establecidos por las Administraciones.

FSIE solicitó en otoño al Consejero de Educación y a las corporaciones municipales locales que se dotara a todos los centros educativos andaluces de los sistemas de filtración y purificación adecuados para prevenir el contagio por COVID-19 de los miembros de la comunidad educativa, con el fin de que estuvieran en funcionamiento cuando llegara el frío de los meses de invierno, pero esta petición fue desatendida y ahora nos encontramos a los profesionales y a los alumnos de los centros educativos desarrollando la labor educativa en unas condiciones extremas, que atentan claramente contra su salud y seguridad.

Una vez más, la imprevisión de las Administraciones y la incapacidad de reaccionar con diligencia a las situaciones de riesgo, hacen que los profesionales del sector, docentes y no docentes (algunos de ellos en especial situación de vulnerabilidad) tengan que afrontar un peligro y llevar a cabo su imprescindiblelabor educativa en condiciones que suponen un grave riesgo laboral.

Por todo ello y con el objeto de favorecer unas mínimas e imprescindibles condiciones de seguridad en los centros educativos andaluces, FSIE Andalucía solicita con urgencia, que se articule la dotación de sistemas de filtración y purificación del aire mediante filtros HEPA a todos los centros educativos andaluces, independientemente de su titularidad, que eviten someter a los alumnos y personal docente y no docente a las condiciones térmicas extremas que están provocando la constante ventilación de lasaulas y espacios comunes de los centros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios