CONCERT MUSIC FESTIVAL 2019

Latino sin clichés

  • Luis Fonsi encandila al público del Concert Music Festival con un espectáculo repleto de romanticismo y baile

El cantante Luis Fonsi y su banda en el escenario principal del festival chiclanero El cantante Luis Fonsi y su banda en el escenario principal del festival chiclanero

El cantante Luis Fonsi y su banda en el escenario principal del festival chiclanero / Sonia Ramos

Para el que nunca haya seguido la carrera del puertorriqueño Luis Fonsi o haya ido a alguno de sus conciertos, no le será difícil adjudicarle la etiqueta de artista latino con sus consabidos lugares comunes. Fiesta, baile, sensualidad y espectáculo podrían ser los conceptos más recurrentes y, ciertamente, mucho de todo eso se vio y disfrutó en el recital que el artista dio en el Concert Music Festival de Sancti Petri.

Pero Fonsi -así le reclamaba sin cesar el público de la cita chiclanera- le debe quizá mucho más a la balada y romanticismo pop y a la influencia del R&B norteamericano que a la salsa, el merengue o el reguetón, por más que sus grandes éxitos globales como Despacito -el año pasado recibió siete récords Guinness por su alcance mundial, ahí es nada-, Calypso o Échame la culpa -que cantó a dúo virtual con Demi Lovato- hayan sido las melodías que corroboran todas esas ideas previas y las que lo han convertido en uno de los artistas latinos con más proyección global.

Fueron también esas canciones las más esperadas por el público que no paró de bailarlas en la gran fiesta que montó el cantante en el poblado chiclanero. Para la ocasión, cuatro bailarines -dos chicas y dos chicos-, una gran pantalla, muchas luces y confeti final. Pero por mucho que hoy lo latino se haya maridado con lo urbano para ofrecernos un patrón melódico que se repite hasta la saciedad en la radio, lo cierto es que Luis Fonsi es uno de los últimos supervivientes del prototipo de artista latino internacional que ha hecho carrera utilizando los recursos del pop clásico para añadirle retales de la idiosincrasia de la otra orilla. Nombres como Ricky Martin, Thalía, Paulina Rubio, Chayanne, Jennifer López, Marc Anthony, Shakira o el matrimonio Estefan -los grandes impulsores del movimiento aunque la tendencia es anterior- bastan para saber de qué estamos hablando.

Así, el puertorriqueño ofreció un recital donde abundaron mucho más los momentos íntimos y acústicos, más pop-rock -con un acompañamiento de cuatro guitarras y él con la suya también- que la parranda latinoamericana, que también porque al fin y al cabo es de sangre caliente, escapando así a cualquier tipo de cliché que pudiesen querer adjudicar los neófitos de su música. El repertorio incluyó canciones para unirse carrillo con carrillo como Llegaste tú, RespiraNada es para siempre, Se supone -derroche de potencia vocal-, Yo no me doy por vencido -reclamada insistentemente desde la zona central y gradas del recinto-, Aquí estoy yo -a petición de una seguidora, con mucho poso negro en la voz y con un mar de luces móviles alzadas por el respetable- o Ya lo sabes, un tema "que llegó a mí a través de una invitación -la de Antonio Orozco- porque la música es eso, compartir, y he querido incluirla en esta gira", relataba el artista.

Fonsi, con su cuerpo de baile en Sancti Petri. Fonsi, con su cuerpo de baile en Sancti Petri.

Fonsi, con su cuerpo de baile en Sancti Petri. / SONIA RAMOS

Pero además hubo rollo swing con Corazón en la maleta, reivindicación feminista en Por una mujer -"¡Vivan las mujeres!", gritó para algarabía de sus seguidores-, y una interesante sección acústica en la que el cantante aceptó las peticiones del respetable: "Si tienen alguna queja o sugerencia quiero que lo hagan saber. Vamos a hacer canciones al desnudo, musicalmente hablando -bromeaba-, que nacen de una guitarra y una idea. Quiero regresar al lugar donde nació todo. Si quieren escuchar algo me dicen". En este pasaje sonaron Quisiera poder olvidarme de ti, Imagíname sin ti Gritar, que enlazó con su particular versión de Thinking out loud de Ed Sheeran.

"Me gusta lo que estoy viendo. ¡Qué hermosura de público, Chiclana! ¿Por qué no me habían invitado antes? Poder estar cerquita del mar, porque yo soy del mar", confesaba el artista ante la respuesta entusiasta del público a sus propuestas sonoras, que no paraban de corear. Tras el repaso por el Fonsi más romántico llegó la hora del ritmo a través de melodías como Claridad, Party animal, una versión del All night long de Lionel Richie, Date la vuelta -con Nicky Jam y Sebastián Yatra en pantalla- y los anteriormente citados exitazos que lo han puesto en el centro del pop latino como una de sus figuras más representativas. Hasta Pablo López quiso salir al escenario de Sancti Petri para clausurar junto al protagonista una noche inolvidable, llena de todo lo que significa la música latina de hoy pero sorprendente en su contenido de éxito masivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios