Provincia de Cádiz

La Junta estará "vigilante" para que se cumpla la normativa en el circuito de Arcos

El delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz, Fernando López Gil, se pronunció ayer, en Arcos, sobre el polémico proyecto del circuito de velocidad que se quiere levantar en el término municipal de este pueblo y que ha levantado ampollas en la vecina localidad de Bornos, por la cercanía a su pantano. López Gil declaró sobre esta inversión que "me parece interesante para la provincia", aunque matizó que para la Junta de Andalucía es importante que este proyecto "cumpla con la normativa urbanística, de ruidos y medioambiental".

En este sentido, dijo que la Administración "estará vigilante para que se cumpla la normativa", con independencia de que "guste más o menos" la actuación. Por su parte, el alcalde de Arcos, Isidoro Gambín (PSOE), respondió también al Ayuntamiento de Bornos, que pide un cambio de ubicación del proyecto por su proximidad, unos dos kilómetros y medio, a su núcleo urbano. Gambín contestó que el circuito no es "un puzzle" que se pueda mover tan fácilmente. Recordó que "cumple con los requisitos que marca la ley. Yo no quiero perjudicar a nadie y menos a Bornos. Es un proyecto que va a generar empleo a las dos localidades", adelantó.

El regidor dijo estar dispuesto a acudir a Bornos a explicar a los vecinos, en una asamblea, los pormenores de este proyecto. "Soy el primer interesado en que se cumpla la norma. Es una inversión importante y hay que apostar por el progreso de la zona. Entiendo que el Ayuntamiento de Bornos y su alcalde defiendan sus intereses, pero son unos intereses que van a afectar negativamente a su pueblo", apostilló. Gambín señaló que se trata de un circuito de pruebas, de casas oficiales, con coches "que harán menos ruido que los de Fórmula Uno".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios