CRISIS AEROESPACIAL

El Gobierno autoriza los programas que acordó con Airbus por valor de 3.500 millones de euros

  • Se incluye el desarrollo del futuro Sistema de Combate Aéreo y la compra de tres aviones A330 multipropósito de reabastecimiento, 36 helicópteros H135 y cuatro del modelo H160

  • El proyecto, todos para la división militar, se extenderá hasta 2027 y ya tiene 261 millones de presupuesto para 2021

El presidente del gobierno, Pedro  Sánchez, saluda al CEO de Airbus, Guillaume Faury , durante un encuentro en el Palacio de la Moncloa

El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, saluda al CEO de Airbus, Guillaume Faury , durante un encuentro en el Palacio de la Moncloa / EFE

A propuesta del Ministerio de Defensa, el Consejo de Ministros ha autorizado la financiación de tres proyectos a ejecutar por Airbus, con el fin de atender diversas inversiones en programas especiales para la modernización del Ejército del Aire y que reforzarán el sector aeronáutico en España y sus industrias auxiliares. El proyecto en su totalidad supone une inversión de 3.500 millones de euros hasta el año 2027, y para este 2021 ya se han presupuestado 261.

El primero de los proyectos se centra en la segunda fase de desarrollo del programa Futuro Sistema de Combate Aéreo (FCAS). Esta iniciativa, en la que España participa junto a Francia y Alemania, dotará al país de las capacidades aéreas necesarias, y permitirá el desarrollo de capacidades estratégicas industriales y tecnológicas. El presupuesto total del programa asciende a 2.500 millones de euros, para las las anualidades de 2021 a 2027. Se estima que esta autorización supondrá la creación de más de 2.000 puestos de trabajo, con un presupuesto para el 2021 de 113 millones de euros.

El segundo compromiso ya autorizado es la adquisición de tres aviones A330 multipropósito de reabastecimiento (MRTT). La carencia de transporte aéreo estratégico y reabastecimiento en vuelo se considera crítica para poder generar agrupaciones áreas expedicionarias y para responder, tanto a los planes de contingencia y operaciones expedicionarias nacionales, como para satisfacer compromisos con socios o aliados. En este caso, se estima que esta autorización supondrá la creación de más de 800 puestos de trabajo, con un presupuesto para el 2021 de 148 millones de euros. El presupuesto total de este programa asciende a 675 millones de euros repartidos en cinco anualidades.

A esto se suma la adquisición de helicópteros H135 (programa conjunto con el Ministerio de Interior) y H160. El proyecto consiste en la actualización y modernización de los helicópteros y sus sistemas asociados destinados a la enseñanza en el ámbito de las Fuerzas Armadas. En este caso se gestionará dentro de un programa conjunto con el Ministerio de Interior, la obtención de 36 helicópteros H135, 18 en configuración ´law enforcement`, beneficiándose ambas partes de una compra a mayor escala. Asimismo, se ha autorizado la adquisición de 4 helicópteros H160 para el Ministerio del Interior. Se estima que esta autorización supondrá la creación de más de 650 puestos de trabajo. Este proyecto no necesita financiación en 2021 y su coste total asciende a 178 millones de euros. 

A principios del pasado mes de febrero, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el consejero delegado de Airbus, Guillaume Faury, mantuvieron una reunión para reforzar la "relación estratégica" entre el Gobierno y la compañía, en la que firmaron un acuerdo de seguridad para establecer un mecanismo de protección de los activos tecnológicos estratégicos que desarrolle Airbus en España.

El encuentro de permitió analizar la situación de Airbus a nivel global y las perspectivas de futuro, poniendo de manifiesto lo que hoy se sigue manteniendo: “El sector aeroespacial ha sufrido una reducción pronunciada de la actividad, especialmente con una caída de la producción del 35% en aviones comerciales de corto recorrido y un 45% en los de largo radio, requiriendo apoyos para superar la crisis”

Sánchez y Faury avanzaron en el apoyo a los programas espaciales, reiterando el compromiso con los programas militares ligados a la defensa europea y se confirmó la adquisición de aviones militares y helicópteros, cuya financiación se autorizó este martes en el consejo de ministros.

Tras ese encuentro, Airbus anunció que aunque mantendría sus planes de reestructuración en España, accedió a “mitigar la pérdida de empleos en la industria como consecuencia de la crisis". "Como líder de la industria aeroespacial y de defensa de España, Airbus apoyará y habilitará las iniciativas gubernamentales diseñadas para respaldar el futuro a medio y largo plazo de la industria aeroespacial y de defensa de España que ayudará a mitigar la pérdida de empleos en la industria como consecuencia de la crisis", indicó Airbus el pasado febrero.

Pero pese a que la empresa mostró esta intención, lo cierto es que la incertidumbre ha ido creciendo en lo que se refiere al futuro de la planta de Puerto Real, calificada por el propio presidente de Airbus España, Alberto Gutiérrez, como “infrautilizada e inviable”. La intención de la compañía era deshacerse de ella y trasladar toda la carga de trabajo al centro de producción en Getafe, pero tras la propuesta de acuerdo del Ministerio de Industria y las Federaciones Sindicales de CCOO y UGT, se ha planteado que la carga se traslade al CBC de El Puerto.

Por el momento, esa decisión no se ha tomado ante la falta de acuerdo entre la dirección de la empresa y el comité interempresas de Airbus España, que ya ha mostrado en varias ocasiones su negativa a aceptar ese documento.

Los nuevos contratos que ahora cerrará el Misterio de Defensa con Airbus podrían servir para generar empleo, pero probablemente no frene la intención de desmantelar Puerto Real ya que son contratos para la división militar de la compañía y no para la civil, en la que se incluye la planta puertorrealeña,

 

 

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios