DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Provincia de Cádiz

Coronavirus Cádiz: El privilegio de los 14 años

  • Los jóvenes de esta edad se beneficiaron de la salida a la calle de la población infantil y ahora también han quedado incluidos en la de los adultos

Un chico patina este sábado por el Paseo Marítimo de Cádiz. Un chico patina este sábado por el Paseo Marítimo de Cádiz.

Un chico patina este sábado por el Paseo Marítimo de Cádiz. / Jesús Marín

¡Quién volviera a los 14 años! Más que un sueño o un deseo, por otra parte lógicamente irrealizable, en los tiempos de la crisis del coronavirus se trata de una realidad objetiva, no en vano los jóvenes de esta edad se beneficiaron desde el pasado domingo de las salidas de la población infantil a la calle y a partir de este sábado también han quedado incluidos en las de los adultos. Algo así como un dos por uno, que no está nada mal.

En efecto, la orden del Ministerio de Sanidad que se publicó en el BOE el pasado 25 de abril reguló el alivio de las medidas de confinamiento para los más pequeños, con regreso a los espacios al aire libre una vez al día, durante una hora, entre las 9:00 y las 21:00, no más allá de un kilómetro de distancia del domicilio y acompañados por un adulto mayor de edad. En su Artículo 1, sobre el objeto, recogía las condiciones de dichas salidas y precisaba que “se entenderá por niños y niños las personas menores de 14 años”, sin excluir expresamente a los de 14. Por consiguiente, en la práctica, los niños de hasta 14 años disfrutan desde el fin de semana anterior de la vuelta progresiva a la nueva normalidad.

Casi una semana más tarde, la orden ministerial del pasado 30 de abril regula el alivio de las medidas para el resto de población, sin contar con los residentes en los centros sociosanitarios de mayores, que por el momento deben respetar la cuarentena como lo venían haciendo hasta ahora con la finalidad de proteger a uno de los colectivos más vulnerables en la pandemia. Y en su Artículo 1, también sobre el objeto, de nuevo se marca la frontera en los 14 años al establecer las condiciones “en las que las personas de 14 años en adelante podrán realizar actividad física no profesional al aire libre durante la vigencia del estado de alarma”.

Eso sí, el establecimiento de franjas horarias para la salida de la población en general en localidades de más de 5.000 habitantes condiciona en cierto modo a los jóvenes de esta edad más que antes, ya que desde el pasado domingo podían ir a la calle en cualquier momento del único tramo fijado, de 12 horas, de 9:00 a 21:00, y a partir de ahora lo pueden hacer como niños entre las 12:00 y las 19:00, y formando parte del grupo de adultos, entre las 6:00 y las 10:00, y entre las 20:00 y las 23:00. Un total de 14 horas repartidos en tres tramos, porque por medio la orden da cabida igualmente a las personas de 70 años en adelante, cuyas salidas se pueden realizar entre las 10:00 y las 12:00, y entre las 19:00 y las 20:00.

Curiosamente, los jóvenes de 14 años encontrarán más libertad de acción ahora que antes, ya que durante la última semana sólo podían permanecer en espacios al aire libre durante una hora y sin alejarse a más de un kilómetro del domicilio, mientras que a partir de ahora, si en vez de pasear optan por la práctica del deporte, corriendo, en bicicleta, patín o haciendo surf, entre otras actividades, podrán disfrutar de más tiempo y sin más condicionante en cuanto a la distancia a su casa que no abandonar el municipio.

El privilegio de esos 14 años, no obstante, llega hasta donde llega y también estos preadolescentes o adolescentes deben respetar, como todos, la norma general de distanciamiento social y buenos hábitos de higiene como la mejor manera de combatir la propagación del Covid-19, y tener presente que las salidas para hacer deporte se llevarán a cabo en solitario y que sólo en caso de paseos, aquí sí en un radio máximo de un kilómetro del domicilio, podrán darlos también acompañados por otra persona conviviente, empleada de hogar a cargo o cuidadora habitual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios