Cádiz - Barcelona El club anuncia duras medidas contra los más de 700 abonados que intentan revender sus entradas

Defensa

La Armada podrá intervenir en operaciones contra el narcotráfico cuando lo solicite la Fiscalía

Un buque de la Armada en el muelle de la Estación naval de Puntales.

Un buque de la Armada en el muelle de la Estación naval de Puntales. / J.P.

Defensa va a dar un paso más en su implicación en la lucha contra el narcotráfico posibilitando que las Fuerzas Armadas intervengan en operativos a petición de la Fiscalía Antidroga. Según ha adelantado El País, no será necesario por tanto esperar a que haya un mandato de un juez de la Audiencia Nacional para que los militares puedas colaborar con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en este tipo de operaciones.

El hecho de que la Armada pudiese intervenir en este tipo de operativos fue algo que planteó la fiscal jefe Antidroga, Rosa Ana Morán, a raíz del asesinato de dos guardias civiles en el puerto de Barbate, que murieron arrollados por una narcolancha que se refugiaba en el puerto del temporal. "El Estado se tiene que dotar de todos los medios, no puede estar en inferioridad de condiciones con los narcos" dijo entonces Morán, indicando que antes de este trágico suceso ya se estaba "impulsando que sea más fácil la colaboración con la Armada".

Margarita Robles, ministra de Defensa, matizó posteriormente y aclaró que la Armada ya participaba en operaciones antidroga y que estaría dispuesta a seguir prestando ayuda aunque para ofrecerla tal como la Fiscalía la solicitaba, sería necesario cambiar un protocolo interno que establece la necesidad de contar con un auto judicial que autorice ese abordaje.

Este 'escollo' es el que se habría superado ya según la información de El País, que indica que el pasado día 16 Robles y Morán acordaron en una reunión que la Armada podrá participar a partir de ahora en operaciones contra el narcotráfico no solo cuando lo solicite un juez sino también la Fiscalía, aunque en este último caso la solicitud deberá plasmarse en un decreto y no tramitarse solo verbalmente. "Esta formalidad es importante para respaldar jurídicamente a las fuerzas que participen en la operación, ya que el registro de un barco en aguas internacionales requiere la autorización previa del capitán de la nave o del país de bandera de la misma, si no hay un mandato de una autoridad judicial".

El difícil encaje de la Armada en la lucha contra el narcotráfico

La lucha antidroga necesita de una acción conjunta de todos los actores implicados. Policía Nacional, Guardia Civil y Vigilancia Aduanera se están viendo superados por los ingentes medios económicos y materiales de estructuras delictivas que cuentan con cheques en blanco para mejorar sus herramientas. En la otra orilla, los agentes reclaman más medios para poder seguir en una lucha que, cuando es tan desigual, acaba incluso por costarles la vida.

La cuestión es si la Armada puede arrimar el hombro en ese combate cotidiano que se libra en el litoral de La Janda, el Campo de Gibraltar o la desembocadura del Guadalquivir. Ahí el encaje es más complicado, básicamente porque los grandes barcos de la Armada poco pueden hacer contra las planeadoras de los narcos, inalcanzables con sus tres y cuatro motores fueraborda que les proporcionan hasta 900 cv y navegar a 60 nudos, unos 110 kilómetros por hora. A lo más a lo que pueden llegar es a fijar los objetivos con sus radares. Poco más.

Conviene recordar que hasta la creación del Servicio Marítimo de la Guardia Civil, allá por 1991, era la Armada quien se ocupaba de vigilar nuestras costas con lanchas rápidas, unas embarcaciones que paulatinamente han ido encaminándose al desguace, hasta el punto de que actualmente ya no queda ninguna en servicio.

Actualmente el Servicio Marítimo cubre toda la franja del litoral español. Aunque el proceso de adaptación no fue fácil. Los primeros buques, de la Armada, podían navegar bien, pero no estaban preparados para perseguir, que era lo que hacían los guardias civiles, así que hubo que ir adaptándolos hasta las patrulleras actuales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios