Anjara García /Diseñadora "Los hombres son más fieles que las mujeres a las marcas que les gustan"

  • La sevillana, directora de la firma de bañadores masculinos Benibeca, subraya que los modelos psicodélicos y con colores llamativos están de moda este verano

Anjara García, la sevillana fundadora de la firma Benibeca.

Anjara García, la sevillana fundadora de la firma Benibeca. / Instagram

Cada vez más hombres eligen ropa de baño de diseño, que les diferencia del resto de marcas comerciales. Consciente de ello, la sevillana Anjara García se adentró hace años en este sector cansada del ritmo vertiginoso de la moda femenina. Hoy en día, su marca, Benibeca, se ha convertido en una de las más populares, dentro y fuera de nuestras fronteras.

Anjara García. Anjara García.

Anjara García. / Instagram

–¿Por qué quiso hacer bañadores para hombre, en vez de para mujer, que la conocía mejor?

–En moda de baño de mujer hay muchísima más competencia, y demanda. Además, las mujeres solemos buscar cosas nuevas, y nos cansamos de una misma firma enseguida. Los hombres son más fieles que las mujeres a las marcas que les gustan, por tanto son más agradecidos. Nuestra clientela, al menos, es súper fiel.

Un diseño de la última colección de Benibeca. Un diseño de la última colección de Benibeca.

Un diseño de la última colección de Benibeca.

–El nombre de Benibeca, ¿de dónde viene?

–Es un pueblo de Menorca. Yo soy de Sevilla, y la sede de Benibeca está en Nueva York, pero quería un nombre que evocara a mar y playa.

–¿En qué se inspira a la hora de crear sus bañadores?

–En las tribus, en las islas del Pacífico, en los tapices africanos... Los estampados de Benibeca son característicos y únicos porque llevan mi sello, son una fusión entre lo clásico de las tribus y un aire fresco y renovado. Me gusta alejarme de los estampados comerciales; de ahí que cuando se ve una prenda de Benibeca en una playa o en una piscina, enseguida destaca sobre el resto.

Original estampado de un bañador de Benibeca. Original estampado de un bañador de Benibeca.

Original estampado de un bañador de Benibeca. / XXL

–Es cierto que la mayoría son estampados, pero también los hay lisos.

–Sí, suelo optar por colores mediterráneos, fuertes pero no estridentes. Los colores ahumados de la última colección son también especiales, tienen una especie de fondo smoking, como acabados a la piedra. Pero no hay una temática concreta que siga en cada colección. Me puede inspirar desde una hoja hasta un cuadro.

Otro estampado, en verde caqui. Otro estampado, en verde caqui.

Otro estampado, en verde caqui. / XXL

–El patronaje de un bañador es sencillo. En ese sentido, ¿no es un tanto aburrido su diseño?

–Sí, el patronaje es muy similar. Tenemos bañadores de tres cortes fundamentalmente: el clásico, el short (que incluye botón y cremallera) y otro más cortito. Esta sencillez me permite jugar más con la paleta cromática, e innovar en los estampados. Además, los materiales son de primera calidad: la malla interior, por ejmplo, es una de las más cómodas del mercado.

–¿Se puede decir que cada modelo de largo tiene un público: joven, maduro...?

–El cortito fue una apuesta personal mía. Al principio, nadie daba un euro por él, y los clientes es verdad que se resisten a probarlo. Pero cuando compran el primero, ya no quieren otro corte. En Francia, por ejemplo, en La Vallée Village –que viene a ser allí como El Corte Inglés español–, al principio no ofrecían el modelo cortito porque les daba un poco de miedo. Después se atrevieron con algunos, y ahora supone más de la mitad del pedido que nos hacen.

–Además de Francia, ¿a qué otros países llegan?

–Paises Bajos, México, Singapur, Estados Unidos... En España donde tenemos más ventas es en Baleares.

Una propuesta de estampado psicodélico. Una propuesta de estampado psicodélico.

Una propuesta de estampado psicodélico. / XXL

–¿Qué se verá este año en las playas?

–Estampados psicodélicos, muy coloridos, diseños muy festivos... la gente tiene ganas de salir y de divertirse después del año y medio de pandemia que llevamos.

–Un proyecto en el que estén trabajando.

–Bueno, para el año 2022 todos nuestros bañadores serán cien por cien sostenibles, tanto en lo concerniente a tejidos como a producción. Hay que ayudar al planeta y concienciarnos todos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios